LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
Justin Bieber admite que usó dr*g@s duras y fue un novio abusivo

Justin Bieber admite que usó dr*[email protected] duras y fue un novio abusivo

El cantante reveló su escandaloso pasado en Instagram y asegura que el matrimonio lo salvó

03/09/2019 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

De unos meses para acá, Justin Bieber ha sorprendido a todos con los cambios radicales en su vida. No solo dejó atrás los escándalos, abrazó su lado religioso y se casó con Hailey Baldwin, también se ha vuelto más honesto con sus fans. Su confesión más reciente en Instagram dejó a todos boquiabiertos, pues admitió que usó drogas duras, fue un novio abusivo y ha contemplado el suicidio.

Pocas veces hemos visto a un famoso del nivel de Justin ser tan abierto sobre sus experiencias y emociones. La mayoría prefieren esconderlo, evadirlo o minimizarlo ante al público y la prensa. O lo guardan para sacar un libro años después, cuando perdieron vigencia.

Sin embargo, Bieber hizo las declaraciones más honestas y shockeantes en su carrera, al revelar detalles de su polémica vida y admitiendo el daño que se ha hecho a sí mismo y a otros.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Justin Bieber (@justinbieber) el

 

El comunicado del artista de 25 años es larguísimo, pero vale la pena leer cada frase y cada palabra para entender por todo lo que ha pasado y cómo esa “vida loca” lo llevó a donde está ahora:

“Es difícil salir de la cama en la mañana con buena actitud cuando estás abrumado con tu vida, tu pasado, trabajo, responsabilidades, emociones, tu familia, finanzas, tus relaciones. Cuando sientes que es un problema tras otro, tras otro. Empiezas a vislumbrar cada día con pavor y anticipas otro mal día. Un ciclo de sentir una decepción tras otra. A veces puedes llegar al punto en que ya ni siquiera quieres vivir. En que sientes que nunca va a cambiar”, comienza el intérprete de Sorry.

Después, Justin explica que no estaba listo para la inmensa fama que consiguió en muy poco tiempo cuando era adolescente:

“Tengo mucho dinero, ropa, autos, elogios, logros, premios y aún estaba insatisfecho. ¿Han notado las estadísticas de estrellas infantiles y cómo resultaron sus vidas? Hay una presión insana y responsabilidades puestas en un niño cuyo cerebro, emociones, lóbulos frontales (toma de decisiones) aún no están desarrollados. Irracionales, desafiantes, rebeldes, cosas por las que todos pasamos. Pero cuando agregas la presión del estrellato te provoca algo inexplicable.

“Yo no crecí en un hogar estable, mis padres tenían 18 (años), estaban separados, sin dinero, aún jóvenes y también rebeldes. Mi talento progresó y me convertí en ultra exitoso, eso pasó en un lapso de dos años. Mi mundo entero se volteó de cabeza. Pasé de ser un niño de 13 años de un pequeño pueblo a ser alabado por el mundo, con millones (de personas) diciendo cuánto me amaban y lo genial que era”. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Justin Bieber (@justinbieber) el

 

Bieber continúa relatando cuánto trabajo le costó madurar y cómo su vida y su carrera se fueron en picada:  

“No sé ustedes, pero la humildad viene con la edad. Escuchas esto tanto siendo un chico joven que empiezas a creerlo. La racionalidad viene con la edad junto con tu proceso de toma de decisiones (una de las razones por las que no puedes beber alcohol hasta los 21 años). Todos hacían todo por mí, así que nunca aprendí las bases de la responsabilidad.

“Para este punto yo tenía 18 años, sin habilidades en el mundo real, con millones de dólares y acceso a todo lo que quisiera. Este es un concepto muy aterrador para cualquiera. Para los 20 había tomado todas las malas decisiones que puedan pensar y pasé de ser una de las personas más amadas y adoradas en el mundo, ¡a la más ridiculizada, juzgada y odiada!”.

 

Al parecer, el canadiense ha tenido mucho tiempo para reflexionar sobre la fama y los procesos bioquímicos que la acompañan:

“Estar en un escenario, según estudios, produce una oleada de dopamina más grande que cualquier actividad. Así que estas enormes subidas y bajadas por sí mismas son muy difíciles de manejar. Noten que muchas bandas y personas acaban teniendo una etapa de abuso de drogas y creo que es porque no son capaces de manejar las descomunales subidas y bajadas que vienen con ser un artista”. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Justin Bieber (@justinbieber) el

 

Sin embargo, la parte más fuerte de las confesiones de Justin es cuando toca directamente el tema de su adicción a las drogas, los cambios radicales en su personalidad y, de alguna forma, aceptó que fue abusivo en su noviazgo con Selena Gomez y muchas con otras chicas.

“Comencé a usar drogas muy duras a los 19 años y abusé en todas mis relaciones. Me volví resentido, irrespetuoso con las mujeres, e iracundo. Me volví distante con cada persona que me amaba y me escondía detrás, un caparazón de la persona en que me había convertido. Sentía que nunca podría darle la vuelta”.

 

Finalmente, Bieber asegura que esa fase autodestructiva ya quedó atrás y ahora está enfocado en su etapa de hombre casado con Hailey Baldwin:

“Me ha tomado años recuperarme de todas esas terribles decisiones, reparar relaciones rotas y cambiar mis hábitos en las relaciones.

“Por suerte, Dios me bendijo con personas que me aman por mí. Ahora estoy navegando la mejor época de mi vida ¡EL MATRIMONIO! Que es una nueva responsabilidad increíblemente loca. Aprendes de paciencia, confianza, compromiso, amabilidad, humildad y todas las cosas para ser un buen hombre”. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Justin Bieber (@justinbieber) el

El comunicado de Justin termina con un mensaje positivo para sus “beliebers” y para cualquiera que esté pasando por un mal momento:

“Todo esto para decir que aun cuando las probabilidades están en tu contra, sigue luchando. Jesús te ama… Sé amable hoy, sé valiente hoy y ama a la gente hoy no según tus estándares sino según el perfecto amor inagotable de Dios”, concluyó el cantante.

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Justin Bieber (@justinbieber) el

 

Wow… Esas sí son fuertes confesiones.

Mira también: OMG! Esta sería la invitación de bodas de Justin Bieber y Hailey Baldwin

El solo hecho de que Justin Bieber sea capaz de admitir su pasado y hablar de él con sinceridad, nos dice que va por muy buen camino y ha madurado.

Quizá pronto volvamos a verlo como el chico carismático, alegre y súper talentoso que conocimos hace 10 años.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Noticias, Famosos

Notas relacionadas