LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

Tipos de zapatos que deforman tus pies

El enemigo está en tu clóset

04/12/2015 | Autor: @Revista20s
Comparte en:

Sabemos que la belleza cuesta y que algunas veces es necesario hacer uno que otro sacrificio para lucir increíblemente bellas, sobre todo en el tipo de zapato que elegimos. ¿Cuántas veces no hemos sentido que caminamos sobre espinas, pero que nos vemos espectaculares haciéndolo?

Hay que admitirlo, ¡las mujeres amamos los zapatos! No es que sea una generalidad, pero un gran porcentaje de la población femenina mundial tiene una debilidad natural hacia el calzado. 

 

 

 

 

Por eso te decimos los 5 tipos de zapatos que deforman tus pies:

 

1. Los estrechos

Un par muy pequeño o unas zapatillas a las que les tengas que amarrar muy fuerte las agujetas para que no se te salgan sólo te van a sacar juanetes. Cuando vayas de shopping, compara el arco del pie con la planta de los zapatos y fíjate que el dedo gordo no toque la punta.

 

2. Muy altos

La altura aumenta las probabilidades de perder el equilibrio y lastimarte. Además, pueden causar problemas de circulación y várices por la postura. Por eso, los expertos recomiendan usar tacones más pequeños, de aproximadamente 3 centímetros.

 

 

 

Kitten Heels, ¡enamórate de ellos!

 

3. Puntiagudos 

Por más elegantes que se vean, estos zapatos empujan nuestros dedos más grandes hacia adelante.

 

4. Piel

 Tienen la característica de ser muy rígidos por el material con que están hechos, lo que ocasiona que aparezcan ampollas.

 

 

Rose Gold Perfection by @skin_shoes ⚪ #sotd #skinshoes #whatwelove

A photo posted by Iggy & Zee (@iggyandzee_boutique) on

 

 

5. Sandalias

Depende del tipo, pero si son muy endebles no van a proteger bien a tus pies y, lo más seguro, terminarás con cortadas causadas por el pavimento o cosas por el estilo.

 

Check out the Mooloola Poppi Sandals $39.99 #citybeach #mooloola #sandals

A photo posted by City Beach (@citybeachaustralia) on

 

Trata de usar calzado cómodo y elegante. ¡No hay por qué sacrificar!

 

LD

Moda, Tips

Notas relacionadas