LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

¿Cómo se hace un zapato?

En la fábrica de Julio de Mucha nos explicaron todo el proceso.

07/11/2013 | Autor:
Comparte en:

sub Soñamos con ellos, los compramos, son nuestra tentación pero… ¿sabemos cómo se hacen? sub

Por: Andrea Bouchot

Mientras estén en nuestros pies, no hay porqué preocuparnos de los materiales, las costuras, el tamaño, la forma, la dedicación, el esfuerzo ni el lugar en los que fueron hechos, ¿cierto?

Y tal vez tengan razón, después de todo esa información no tiene mucho que aportar… o a menos eso era lo que creía.

En la visita guiada a la fábrica de zapatos de Julio de Mucha, tuve la oportunidad de observar con muchísimo detalle cómo se hace el calzado mexicano hecho completamente a mano. Y no es algo sorprendente, es lo que todos se imaginaban: trabajo duro y muchísimo esfuerzo.

Pero después de la visita, uno empieza a ver a los zapatos de otra forma. ¿No te ha pasado? De chava seguramente veías los platillos que te hacía tu mamá como la cosa más deliciosa del mundo pero después de ver toda la grasa que tenía, las verduras y el sazón, posiblemente dejó de ser el platillo que antes conocías.

Lo mismo sucede con los zapatos, creemos que son meros accesorios para hacernos ver más bonitas pero detrás de ellos hay una gran cantidad de personas que hacen ese tacón posible; un error y tu zapato podría estar lastimándote, una pulgada menos y sería caminar en el cielo con él.

Sigue leyendo y entérate de cómo es el proceso de la fabricación de uno de nuestros placeres de la vida: los zapatos.
TENDENCIAS PRIMAVERA-VERANO ¡PARA EL PRÓXIMO AÑO!

Proceso

Para elaborar un zapato primero se deben tener las medidas y para eso se utiliza una horma, que es un molde predeterminado hecho de plástico. Se llena de masking tape, se dibuja en ella el modelo del zapato y se retira el dibujo para escanearse y escalarse: así se tiene el molde de lo que va a ser un zapato.

Una vez que se libere ese molde, se hacen los suajes de acero, que son exactamente lo mismo: un molde de metal para hacer las suelas.

Se escoge la piel que se utilizará y la revisan para que no tenga cicatrices y se vea estética y, con la ayuda del molde, se corta y se arma el zapato.

Una vez que estén cortadas las piezas, se preparan para coserlas y se les pinta con la ayuda de la serigrafía para definir cada zapado con talla y número.

Aquí viene la parte técnica: como es piel, la humedad debe quitarse por completo así que el zapato es sometido a niveles muy altos de calor en hornos para eliminar la humedad por completo.

Revisan las piezas, ponen los ojales y se ensamblan, montan y acaban. A mitad del proceso juntan la piel con las plantillas y se monta la horma a la punta del zapato para ver cómo está quedando el zapato y darle forma y coser lo necesario.

Una vez estabilizado el zapato, la pieza pasa por el horno antes de aplicar el pegamento, el cual se deja secar para ser activado más adelante con el calor del horno. Se prensa la suela y, para terminar, se limpia el zapato y le aplican brillo.

Cada zapato pasa por el control de calidad y, una vez que haya pasado la prueba, se va a las tiendas ya empacado perfectamente.

FORMAS DE ANUDAR UNA BUFANDA

¿Ves? No es tan fácil como parece y, la cantidad de esfuerzo, dedicación y trabajo que conlleva un sólo zapato no siempre vale el dinero que uno está dispuesto a pagar por ello... ¡aunque debería!

sub ¿Lo sabías? sub

ABS

Moda, Otros