LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Adiós a la ropa ajustada

Debemos buscar ropa que nos favorezca sin dañar la salud.

27/01/2014 | Autor:
Comparte en:

El vestir según lo que marcan ciertas modas nos ayudan en muchas ocasiones a sentirnos un tanto más seguras con nuestra persona, ya que la variedad de accesorios y ropa nos pueden ayudar a lucir mejor ciertas partes del cuerpo. Sin embargo, existe cierto tipo de prendas que pueden llegar a afectar la salud, como es el caso de la ropa que se utiliza muy ajustada.

Dentro de las consecuencias que se pueden manifestar en nuestro cuerpo con la ropa muy ajustada podemos encontrar:

Consecuencias
Enfermedades en los genitales. En las mujeres, además de tener una adecuada higiene íntima, es importante evitar el constante uso de ropa muy ajustada principalmente si está hecha con materiales como el nylon o la mezclilla, ya que al estar la ropa muy justa no existe la ventilación adecuada y tiende a concentrarse más la humedad y a elevarse la temperatura local, favoreciendo que tanto bacterias como hongos encuentren aquí un lugar para establecerse. En los hombres la ropa ajustada puede llevar a tener dolor de los testículos y disminución en la cantidad y calidad e los espermatozoides, lo que puede llevar a esterilidad.

Evita que la sangre circule adecuadamente. El uso frecuente de ropa ajustada puede afectar que la sangre corra con normalidad a través de nuestras venas y arterias, pudiendo llegar a producir molestias y dolores, e incluso conducir a la aparición de várices, ya que el uso de ropa que comprima mucho el abdomen y las piernas provoca que la sangre no circule bien y permanezca más tiempo en las piernas

Dificultad para respirar. Esto se debe a que al utilizar ropa que ajuste demasiado el tórax se impide que éste, y por lo tanto los pulmones, se puedan expandir de forma normal, lo que lleva a que exista menos captación de oxígeno y que éste no llegue suficientemente a la sangre y al resto del cuerpo, y exista mayor concentración de dióxido de carbono; teniendo como consecuencia probables estados de ansiedad y falta de concentración entre otros problemas.

Mala digestión. La ropa ajustada puede llegar a comprimir tanto el abdomen hasta dificultar los movimientos intestinales, provocando una mala digestión, que puede llevar a que el ritmo de la evacuaciones se retrase, además de que puede llevar a problemas como reflujo, esofagitis y gastritis.

Dolor de espalda. El uso de ropa ajustada al cuerpo provoca que los movimientos del cuerpo se vean restringidos, haciendo que el trabajo de músculos y vertebras se sobrecargue al realizar nuestras labores rutinarias, las cuales no deben exigir mayor esfuerzo si usamos prendas normales.

Para evitar este tipo de problemas en el cuerpo, debemos preferir el uso de ropa holgada con la cual nos sintamos más cómodas y que no limite ni movimientos ni funciones normales de nuestro cuerpo.

¿Qué tan ajustados están tus jeans?

Con información de Yahoo

OF

Moda, Otros