LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

El rincón de los libros: Déjame entrar

El rincón de los libros: Déjame entrar

¡Have to!
01/05/2016 | Autor: Lilith Ameretat
Comparte en:
Existen muchas palabras clave que son utilizadas para diferentes fines, las cuales obviamente dependiendo del lugar, momento y mood en el que te encuentres, se mencionan, que tal “pégame”,  suena fuerte, pero es deliciosa, “alto” definitivamente tienes que parar, pero la siguiente te puede dejar muerto “Déjame entrar” ,  además de no parecer ofensiva, ni parece que contenga un grado de problema alguno, créanlo o no, quién sabe de vampiros, es una palabra que no quiere escuchar.
 
¿Porqué leer DÉJAME ENTRAR?
 
Porque es una lectura muy distinta a cualquier que hayas leído de vampiros, conocemos a los muy buenos, lindos y románticos como Edward de Crepúsculo, a los súper seductores y guapísimos de la serie True Blood, al encantador conde de Bram Stoker, pero les puedo decir que esta historia te puede poner los pelos de punta, tanto como éste último que mencioné y no querrás dejar ni un solo minuto el libro.
 
Porque desde el comienzo es lúgubre, no encuentras nada rosa, romántico o una serie que ya conozcas la lectura ni siquiera te parecerá encantadora y es por eso que te envuelve desde el principio, porque quieres saber que hace un niño de 12 años coleccionando historias de asesinatos en serie o que hace el solo apuñalando un árbol en medio del bosque y lo mejor de todo es que sus peores sueños se van a hacer realidad.
 
Porque en el barrio un día aparece una vecina impactante, Eli, una niña enigmática pero muy rara y su aparición coincide con una serie de hechos espantosos y demasiado extraños, los cuales tienen al pueblo y sobre todo a la policía del lugar demasiado desconcertados, pareciera que ha llegado un asesino en serie y no estarán muy lejos de la realidad.
 
Porque, ¿Qué puede hacer un niño de 12 años?, ante tales circunstancias, que además vive solo con su madre, padece de un acoso extremo de sus compañeros de clase, se burlan de él y es sometido a situaciones muy extremas que pasan de simples bromas de adolescentes.
 
Porque en verdad no has sentido tantos escalofríos con una lectura, como lo sentirás con éste libro, no lo querrás dejar y estarás cuidando cada palabra cuando alguien toque a tu puerta y te mencione “Déjame entrar”…
 
Famosos, Entretenimiento