LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Getty Images
Esto pasa cuando eres la primera mamá en tu grupo de amigos

Esto pasa cuando eres la primera mamá en tu grupo de amigos

Hay muchos cambios en realidad. 

20/01/2017 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Todas tenemos un grupo de amigos con quienes compartimos las primeras veces: la primera en tener novio, la primera en comprometerse, la primera en casarse y sí: ¡la primera en ser mamá!

 

De un momento a otro te llueven responsabilidades mientras ves cómo tus amigas siguen disfrutando sus vidas. A veces te apoyan, pero sabes que en el fondo no entienden lo que estás viviendo. Es una situación complicada que tiene tantos pros como contras con los que seguro te sentirás identificada.

 

 

Los inconvenientes

 

1) No te comprenden

Puedes contarle a todo el mundo la avalancha de cambios que se te viene encima: alimentar al bebé cada dos horas, noches sin dormir, duchas de cinco minutos (o menos) y los cambios de pañal. Pero como ellos no lo han vivido es muy difícil que lo entiendan, incluso pueden pensar que exageras y sólo eres una drama queen.

 

2) Es un reto compaginar horarios

Te parece más fácil alcanzar la paz mundial que armar una reunión con tus amigos sin hijos, pues sus horarios y gustos son muy diferentes. Debes decidir si llevar o no a tu bebé. Si lo llevas debes elegir un lugar cómodo y familiar, con menú de niños y juegos, o que tenga cambiador en el baño. Además, tienes que adaptarte a sus horas de comida y siesta, ¡todo un reto! Y si no lo llevas hay que buscar alguien responsable y de confianza que lo cuide por unas horas, lo que no es fácil aunque parezca.

 

3) El ‘lenguaje de mamá’

Tus amigos sentirán que les hablas en chino cuando platiques de lactancia, vacunas, colecho, crianza con apego, porteo, etc. Ten paciencia y trata de explicarles cada término, pero si no los ves interesados en el tema, mejor platica de otra cosa.

 

 

4) Te vuelves monotemática

Cuando eres madre tu mundo comienza a girar en torno a tu hijo, al igual que tus intereses. De pronto tu único tema de conversación es tu hijo, en especial si sólo te dedicas al hogar. Al principio te escucharán con gran interés y ternura pero, seamos sinceras, hablar más de dos horas del mismo tema es aburrido y más para alguien que no es mamá.

 

5) Conversaciones interrumpidas

Olvídate de las largas horas de plática con tus amigos, ya sea por teléfono o en persona, pues tu atención estará puesta es tu hijo: si ya se aburrió, que no haga un desastre, que necesita ir a caminar o si ya está llorando por razones desconocidas. Aún si no lo llevas a la reunión, estrás atenta al teléfono y llamando para preguntar cómo está. La mayoría de tus conversaciones terminará abruptamente con un “te llamo más tarde porque el bebé tiene hambre/quiere ir al baño/está loorando/necesita cambio de pañal…”.

 

No todo es tan malo, ser la primera mamá en tu grupo de amigas también tiene sus pros.

 

VENTAJAS:

 

1) Ahora sabes más que ellos

Tú eres la única experta en maternidad, así que nadie cuestionará tus métodos ni formas de actuar, y si lo hacen puedes corregirlos o ignorarlos amablemente, ¡tú eres la gurú de la maternidad!

 

 

2) Cuentas con ellas

Tus amigos estarán encantados con el nuevo sobrino e incluso se pelearán por ser madrinas y padrinos. No faltarán brazos para cargarlo ni darle de comer. Muchas se apuntarán a los primeros paseos al parque y a las citas del pediatra si tu pareja no puede ir.

 

3) Es una gran excusa para todo

Nadie te cuestionará ni se molestará porque no fuiste a una fiesta, cumpleaños, reunión o viaje, ya que tus amigos entenderán que estás viviendo una nueva etapa, que tu prioridad es ese pequeño y que también necesitas tu propio espacio.

 

4) Escoges primero todo

Sin preocuparte por copiarle a nadie, puedes elegir libremente el nombre de tu bebé, su ropa, la carriola, el tema de si primer cumpleaños, ¡todo!

 

5) Serás la primera en enterarte si hay más bebés en camino.

Si alguna de tus amigas sospecha que está embarazada serás una de las primeras en enterarte, pues eres la mejor fuente de información sobre el embarazo, el parto, los cuidados del bebé, etc.

 

 

Si te toca ser la primera mamá en tu grupo de amigos, no te preocupes, es normal que te desconectes un poco de ellos, no te sientas mal si en algún momento te alejas por los horarios, gustos o intereses. Tarde o temprano te adaptarás atu nueva vida y ellos comenzarán a entenderte, mucho más cuando se unan al club de padres y puedan compartir experiencias.

Salud

Notas relacionadas