LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Vino azul: revolución y polémica en el mundo de los tragos

Vino azul: revolución y polémica en el mundo de los tragos

#FreedomOfColor podría romper el tradicionalismo del mundo del vino

 
26/05/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Hace un par de años, cinco veinteañeros españoles iniciaron una revolución en el mundo del vino al crear ‘Gïk’, una innovadora bebida color añil que fue bautizada como ‘vino azul’ y se convirtió en una sensación a nivel mundial.

 

El vino azul está hecho 100% con uvas tinas y blancas procedentes de distintas bodegas españolas a las que se añade un pigmento orgánico que, al reaccionar con la piel de las uvas, da como resultado un vino de color azul fluorescente. 

 

 

 

 

Decididos a revolucionar la industria enológica, los jóvenes empezaron a comercializar el brebaje con toques dulces a través de internet. Hasta ahora se han vendido más de 120 mil botellas en 25 países, entre ellos Alemania, Francia, Estados Unidos, Malasia, Corea del Sur y Brasil.

 

Aunque tiene todas las características del vino, desde su preparación e ingredientes hasta su embotellamiento, el gobierno español les ha prohibido llamarlo “vino” a solicitud de los productores tradicionales, quienes los llevaron a juicio para prohibirles usar ese nombre.

 

 

 

A post shared by Vinguiden.com (@vinguiden) on

 

 

Después de un pleito legal, la empresa se vio obligada a parar la producción para cambiar la composición y retirar la denominación de “vino” en el etiquetado ya que, debido a su inusual color, no se encuentra dentro de ninguna de las 17 categorías de productos vinícolas reconocidos por la regulación europea.

 

Por ahora, los chicos han vuelto a comercializar la bebida, a la que ahora llaman ‘Anti Vino’, pues le han añadido un 1% de mosto para no estar en la categoría de “vino puro”, sino en la de “otras bebidas alcohólicas”. 

 

 

 

A post shared by Eva NYC (@evahairnyc) on

 

 

Los emprendedores vascos detrás del proyecto siguen sosteniendo que: “Gïk no es un vino, es una revolución en el mundo del vino”. Y por eso, bajo el lema #FreedomOfColor (libertad de color) han abierto una petición en Change.org para exigir que el mundo del vino y la legislación se adapten a los nuevos tiempos.

 

 

¿Quieres comprar vino azul?

 

Aunque no lo dejen llamarse vino, si se te antoja probarlo y comprobar si está a la altura de los paladares más exigentes, puedes adquirirlo a través de su tienda online.

 

Las botellas de ‘Gïk’ cuestan entre €6.50 y €10 Euros ($135 a $210 pesos mexicanos), dependiendo de cuántas compres, y en todos los casos el envío es gratuito.

 

Además, puedes pedirlas con etiquetas personalizadas para tus eventos, mira:

 

 

 

 

Este podría ser el legado enológico de los millennials, ¿te animas a probarlo y sumarte a la revolución?

 

 

 

 

 

Salud, Otros

Notas relacionadas