LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Tipos de ropa interior que pueden causarte infección vaginal

Tipos de ropa interior que pueden causarte infección vaginal

Podrán están muy bonitos pero te pueden causar mucho daño.

25/05/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Las infecciones vaginales son un problema más común de lo que te imaginas, pero eso no quiere decir que sean algo agradable o aceptable, por eso debemos estar muy atentas a los factores que propician su aparición, como el tipo de ropa interior que usamos

 

 

 

 

 

Existen materiales, cortes y tipos de ropa interior que pueden perjudicarnos mucho, toma nota: 

 

1. Nylon. Aunque es un material muy fácil de de lavar y se seca rápido, puede causar infecciones por hongos, ya que tiene la propiedad de atrapar el calor y la humedad. El Nylon no respira y no permite que el aire circule en esa zona.

 

2. Polyester. Este material es muy común, pero no absorbe la humedad y es capaz de crear un ambiente tipo invernadero para se multipliquen los hongos y bacterias.

 

 

 

 

 

3. Spandex o Lycra. Es uno de los tejidos más utilizados para hacer ropa interior, debido a elasticidad se ajusta a tu cuerpo como una segunda piel. ¿El problema? Es una fibra sintética a base de plástico, que acumula humedad y aumenta la temperatura de la zona vaginal, por lo que propicia el crecimiento de las células de Cándida y esto puede derivar en una candidiasis.

 

4. Seda. La seda tiene una textura deliciosa al contacto con la piel, es súper sexy y elegante. Si es holgada, permite la entrada de aire y mantiene la piel fresca. Aunque es mejor que el nylon y el spandex, también absorbe la humedad fácilmente. Se recomienda usarla solo en ocasiones especiales y no para diario.

 

5. Tangas. Las tangas tipo “hilo dental” se han asociado a la aparición de infecciones vaginales, ya que ese pedacito de tela que se queda en el surco entre las nalgas se llena de bacterias provenientes del ano, mismas que llegan a la vagina por el movimiento y la fricción. A eso súmale el calor y la humedad, ¡nada higiénico!

 

 

 

 

 

6. Muy apretada. La ropa interior demasiado ajustada también impide la ventilación, aumenta la temperatura y acumula humedad. Además, la fricción puede causar pequeñas heridas por donde cualquier bacteria se puede colar a tu cuerpo.

 

7. Mojada. Una sola palabra: ¡humedad! El ambiente favorito de los hongos, en especial en época de calor. Es importante que te pongas ropa interior seca siempre, y cambiarla más de una vez al día en los días de calor o cuando sudas mucho. 

 

La mejor opción es…

 

¡Ropa interior de algodón! Este material le permite respirar a tu entrepierna, porque puede absorber la humedad pero no la mantiene ahí, ya que se seca rápido. Tampoco aumenta la temperatura en la zona íntima, lo que te deja un área vaginal fresca y seca. Sin el calor y la humedad, es difícil que sobrevivan los hongos y bacterias.

 

 

 

 

 

La segunda mejor opción es la microfibra, un material que apenas se está incorporando a ropa interior. A pesar de ser una fibra sintética es transpirable, flexible y no permite que la humedad permanezca en la piel. Es suave, cómoda hipoalergénica y fácil de lavar. Aunque la microfibra te mantiene fresco, definitivamente es más caliente que el algodón, es por eso es la segunda mejor opción.

 

En cuanto a cortes, elige los que cubran por completo la vulva y que tengan puente de algodón, aunque el resto de la prenda sea de otro material. Usa ropa de tu talla, jamás apretada, y siempre póntela bien seca. 

 

Un factor muy importante para evitar cualquier tipo de molestia en nuestra zona íntima, es mantenerla siempre limpia y fresca para evitar que proliferen los hongos y bacterias en esa área.

 

 

 

 

 

Salud, Otros

Notas relacionadas