LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Cómo ejercitarte ¡en la oficina!

No necesitas salir del trabajo para ponerte en forma.

26/03/2014 | Autor:
Comparte en:

Si todo el tiempo te estás quejando de que no tienes tiempo para ponerte en forma, tenemos la solución perfecta para ti. ¡Deja de poner pretextos y empieza a conseguir el cuerpo de tus sueños desde la oficina!

Por Beatriz Castillo

¿Pasas horas sentada en un escritorio? ¡Tu cuerpo podría resentirlo! Con el estilo de vida que llevamos, no siempre es posible realizar una rutina completa a cualquier hora, pero definitivamente puedes encontrar 5 minutos en tu apretada agenda para hacer estos ejercicios sencillos.

¡Sólo necesitas una liga! Puedes comprarla en cualquier tienda de artículos deportivos y son súper económicas, así que no representan un gasto significativo. La única otra cosa que necesitarás será una silla, ¡como en la que estás sentada en este preciso momento!

Ten cuidado si tu silla tiene ruedas y asegúrate de que quede lo más fija que puedas. Cada uno de los ejercicios consta de 20 repeticiones, así que seguro te da tiempo de hacer todos en 5 minutos.

Qué y cómo hacerlo
Sentadillas con silla: Toma con ambas manos los respaldos de tu silla y ponte de pie. Ahora haz una sentadilla completa hasta que quedes sentada en la silla de nueva cuenta. Si quieres, también puedes hacerlo sin recargarte en los respaldos para aprovechar más el ejercicio.

Espalda: Pon la liga bajo tus pies y toma los extremos con tus manos mientras inclinas tu cuerpo hacia abajo. Mantén en esa misma posición tu torso y levanta los codos para estirar la liga. Otro gran ejercicio es levantar los brazos hacia afuera.

Flexiones de bicep: Es como hacer pesas, pero usando una liga. Ponte de pie y posiciona firmemente la liga bajo las plantas de tus pies. Sujeta la liga por ambos extremos y levanta los brazos como haciendo pesas.

Triceps con silla: Es como una lagartija invertida sujetándote de la silla y con las piernas hacia abajo. Sujeta firmemente la silla para que no se mueva y párate frente a ella. Ahora, pon tus manos en la silla y estira los pies hacia adelante. Baja tu cuerpo y haz fuerza con los tríceps.

Lagartijas de escritorio: Es el más sencillo de todos los ejercicios. Básicamente consiste en hacer una lagartija normal, pero en lugar de poner las manos en el piso, te detienes del borde del escritorio.

Y tú, ¿cada cuándo te ejercitas?

Salud, Otros