LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Sorpréndelo esta noche romántica con el menú perfecto

Sorpréndelo esta noche romántica con el menú perfecto

Conquístalo por el estómago. 

14/02/2017 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Si para festejar San Valentín planeas una cena romántica en casa, aquí van unas ideas para sorprender a tu amor y rendir mejor en la noche.

 

Debes tomar en cuenta que no deben comer platillos muy pesados, ya que podrían ser víctimas del famoso “mal del puerco” y no llegarán al plato fuerte entre las sábanas. Así que los cortes de carne gruesos y las salsas espesas quedan descartados, pero eso no es impedimento para cenar delicioso.

 

ENTRADA: BROCHETAS DE QUESO

 

Brochetas de queso

 

Ingredientes

½ kilo de queso manchego o gouda en bloque

1 Huevo

2 Cucharadas de fécula de maíz (maicena)

Una bolsita de pan molido

Aceite para freír

Aderezo (ranch, mil islas, honey mustard, bbq o el que más te guste)

Cortador de galletas en forma de corazón

Palitos de madera largos y delgados

 

Preparación

Corta el queso en rebanadas de entre medio y un centímetro, y con el molde para galletas saca piezas en forma de corazón. Monta cada corazón en un palito de madera para que queden como paletas. Cubre cada corazón de queso con la fécula de maíz, luego pásalo por el huevo (mismo que ya revolviste para integrar clara y yema), y al final cúbrelo con el pan molido. Fríelos en una sartén profunda, asegurándote de que el aceite hirviendo cubra por completo la pieza para que sea rápido y el queso no se desparrame y pierda la forma. Sírvelos con el aderezo de tu preferencia.

 

Tip: Si quieres una costra más gruesa pasa el queso dos veces por el huevo y el pan.

 

PLATO FUERTE: PASTA CON CAMARONES

 

No es un secreto que los mariscos tienen propiedades afrodisíacas, y además son muy ligeros, lo que les ayudará a rendir mejor cuando las cosas se pongan intensas.

 

Pasta con camarones

 

Ingredientes

1 paquete de pasta (spaguetti, linguini o fetuccini)

2 cucharadas de aceite de cocina

½ kilo de camarones*

1 barra pequeña de mantequilla

Una pizca de perejil, hierbas finas o hierbas italianas

Ajo y cebolla en polvo

Sal y pimienta al gusto

*Puedes sustituir los camarones por champiñones, cubitos de pollo o pescado, si lo deseas.

 

Preparación

Cuece la pasta con el aceite, una cucharada de sal, ajo y cebolla (media cebolla y un diente de ajo si es en pieza, una pizca de cada uno si es en polvo). Cuando quede ‘al dente’, es decir, suave por fuera y firme por dentro, escurre y aparta. En una olla o sartén hondo fríe los camarones con la mantequilla y las especias de tu elección, y agrega un poco de sal, pimienta, ajo y cebolla en polvo al gusto. Cuando los camarones estén rosas, vierte la pasta y mezcla. Espolvorea un poco de queso parmesano y sirve.

 

Tip: Si quieres algo más espeso o sientes que le falta líquido puedes agregar ¼ de taza de leche o 2 cucharadas de crema.

 

POSTRE: FRUTAS CON CHOCOLATE

 

Frutas con chocolate

 

Ingredientes

Fresas, uvas, frambuesas, zarzamoras o cualquier fruta que se te antoje y que no suelte mucho jugo

½ kilo de chocolate para derretir en chispas o tablilla (oscuro, con leche, blanco o los tres, tú eliges)

1 cucharadita de mantequilla

 

Preparación

Derrite el chocolate a baño maría o en el microondas (mételo un minuto, saca, revuelve y repite hasta que quede líquido y sin quemarse). Agrega la mantequilla para una textura más suave. Pincha las frutas con un palillo, sumérgelas en el chocolate y ponlas en un plato cubierto de papel encerado o plástico para sándwiches para que sequen. Si se te antoja las puedes espolvorear con frutos secos picados, arroz inflado, hojuelas de maíz o granillo.

 

Tip: Si te sobraron palillos largos puedes hacer brochetas cubiertas de chocolate, o si tienes a mano un fondue pueden bañarlas en chocolate calientito justo antes de comerlas.

 

BEBIDA: CLERICOT BLANCO O ROSADO

 

Aunque la champaña es la menor bebida para celebrar, a veces no está al alcance de nuestro bolsillo o preferimos una bebida más casual y fresca.

 

Clericot

 

Ingredientes

1 Botella de vino espumoso blanco o rosado

Frutas picadas en cuadritos: sandía, piña, uvas, pera, fresas, manzana, durazno, kiwi o las que más te gusten*.

1 taza de jugo de piña o naranja

*Si odias picar frutas, una lata de coctel de frutas en almíbar te saca de apuros.

 

Preparación

Mezcla el vino con las frutas y el jugo, y deja reposar en el refrigerador una hora antes de servir. Si prefieres el vino tinto puedes elegir un buen Lambrusco, que tiene un toque burbujeante, o usar cualquier tinto y agregar a la mezcla una taza de agua gasificada o refresco de limón.

 

¿Así o más sencillo?

Salud, Nutrición

Notas relacionadas