LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Google
Grasas y aceites que debes incluir en tu dieta

Grasas y aceites que debes incluir en tu dieta

¡La grasa también es buena para tu salud!

26/09/2016 | Autor: Ana Paula. Consultora en Nutrición Funcional
Comparte en:

 

Estamos bombardeados con mensajes de que debemos limitar nuestro consumo de aceites y grasas, especialmente grasas saturadas.

Esto es verdad si prefieres seguir consumiendo una dieta alta en azúcares y almidones.

Sin embargo, de acuerdo con Ana Paula, nuestra Consultora en Nutrición Funcional, las reglas cambian si eres diagnosticado con alguna enfermedad metabólica como cáncer, ¡ahora la grasa es buena!

¿Cuáles son los aceites y grasas que debes escoger?

Escoge grasas provenientes de grasas saturadas incluyendo mantequilla y grasas animales.

  • Grasas monoinsatutradas. Preferentemente de aceite de oliva, aguacate, y aceite de canola (extraído en frío).
  • Omega 3s. Como los que se encuentran en los pescados de agua fría y la linaza.
  • Aceite de coco y aceites de triglicéridos de cadena media (MCT). El aceite de coco virgen es un vegetal rico en grasa y triglicéridos de cadena media (MCTs). Durante la digestión los MCTs son transportados directamente del intestino delgado al hígado. Ahí son convertidos en cetonas que regresan a la circulación (sangre) y son distribuidas por todo el cuerpo y ser utilizadas para cubrir las necesidades energéticas de las células.  
  • Aceites de nueces (extraídos en frío).
  • Omega 6. Provenientes de alimentos como semillas y nueces.

¡Cuerpo fuerte y funcional, tips para resultados efectivos!

 

Termina con los mitos, ésta es la realidad:

Mito: Necesitamos Azúcar y almidones como energía para nuestro cerebro y nuestro cuerpo. 

Hecho: Cuando no hay suficiente azúcar y almidones, la mayoría de los requerimientos energéticos se satisfacen con un cambio en el metabolismo utilizando la grasa que consumimos y la que tenemos acumulada como fuente de energía.

 

Mito: Una dieta cetogénica (reducir los alimentos drásticamente, carbohidratos principalmente) aumentará tu colesterol especialmente el malo LDL y los triglicéridos. 

Hecho: Nuevas Investigaciones han demostrado que una dieta alta en grasa, baja en carbohidratos puede mejorar el perfil de lípidos. De hecho la hipertrigliceridemia en su mayoría  es el resultado de una dieta alta en azúcares y almidones. 

Salud, Nutrición

Notas relacionadas