LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Compartir fotos de tu comida SÍ te ayuda con la dieta

Compartir fotos de tu comida SÍ te ayuda con la dieta

No importa que critiquen tu food porn, ya tienes una excusa perfecta.

20/11/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

Uno de los hábitos que más polémica genera en redes sociales es el de compartir fotos de comida. Para algunas personas es muy entretenido, mientras que para otras es de lo más molesto. Más allá de las opiniones personales, un estudio asegura que esto sí puede ayudarte a seguir la dieta y bajar de peso.

Por increíble que parezca, Instagram, Facebook o tu red social favorita pueden ser grandes aliados si estás tratando de perder algunos kilos.

Por lo general vemos estas publicaciones como algo pretencioso que se hace sólo para presumir tu exquisito gusto o que estás a la vanguardia en tendencias foodie, pero no siempre es así.

 

Según Christina Chung, autora principal del estudio realizado en la Universidad de Washington, tomar fotos de nuestros alimentos y compartirlas sirve como un diario virtual en el que puedes llevar el registro de tus alimentos para darte cuenta y responsabilizarte de la calidad de tu comida, y además es mucho más divertido que anotar en un cuaderno o registrarlo en una app.

 

También: 9 razones por las que posiblemente siempre tengas hambre 

 

Durante el estudio se entrevistó a un grupo de personas que registraban constantemente lo que comían en Instagram, usando hashtags como #fooddiary o #foodjournal (diario de comida).

 

Los resultados revelaron que tener el registro visual de sus alimentos les ayudaba a identificar los hábitos poco sanos y las elecciones malas de comida.

Además, los participantes también dijeron que el apoyo emocional que recibieron por parte de personas con ideas afines los hizo seguir con su propio diario, y haciéndose responsables de lo que comían.

 

También: Así se hace la Dieta de las 19 horas para adelgazar sin rebote 

 

Tal vez, por más molesto que pueda llegar a ser para nuestros contactos, valdría la pena darle una oportunidad a este hábito. Después de todo son tus redes y tú sabrás para qué las usas, en especial si es para un beneficio en tu salud.

 

 

 

 

 

Notas relacionadas