LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Aprende a cocinar ¿con semen?

Aprende a cocinar ¿con semen?

No querrás salir de la cocina 

28/02/2017 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Sabemos que los chefs siempre están buscando firmas de innovar en la cocina, pero hay una tendencia que puede ser demasiado exótica para muchos: cocinar con semen.

 

Razones para cocinar con semen no faltan, pues mucho se ha investigado sobre los beneficios de ingerir semen para las mujeres, como ayudar a que la ovulación sea más sana y a que nuestro cuerpo esté mejor preparado para el embarazo. Además, aporta calcio, magnesio, zinc y potasio, y es una buena fuente de B12 y C. Promueve la producción de serotonina y oxitocina, que nos ponen de buenas y es un excelente hidratante para la piel.

 

El primer curso de cocina con semen impartido en Londres, bajo el nombre BYOS, Bring your own semen, (o “trae tu propio semen”), enseña a los estudiantes a preparar tres platillos y una bebida que incluyen este fluido como ingrediente principal.

 

No está muy claro si la idea surgió como un afán de innovación o de transgredir las normas de la cocina tradicional, como un juego erótico o sólo por diversión, pero ya hay quienes se subieron a la tendencia y están ofreciendo más recetas de platillos con semen.

 

Tal es el caso del portal Cooking With Cum, en donde podrás encontrar suculentas recetas preparadas con esperma y adquirir el libro ‘Natural Harvest’ del chef Fotie Photenhauer, un entusiasta de la cocina natural. Se trata de un compendio de platillos con semen, desde postres y bebidas, hasta sopas y platos fuertes. El autor destaca el valor nutricional del fluido masculino y su potencial para dar buen sabor a la comida, pues tiene una textura especial y propiedades ideales para combinarse con otros alimentos. Su sabor es complejo y sin duda le da un toque muy original al menú.

 

La experiencia puede resultar sumamente erótica, pues por medio de los alimentos tendrás la oportunidad de, metafóricamente, ingerir la esencia de tu pareja.

 

Sabemos que es bastante común comer semen directo de la fuente, por decirlo de algún modo, pero ¿te atreverías aprobarlo fuera de un momento de pasión?

 

 

 

Salud, Nutrición

Notas relacionadas