LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Pixabay
Alimentos que jamás debes meter al refrigerador

Alimentos que jamás debes meter al refrigerador

Hay productos que jamás debes refrigerar porque se mantienen mejor a temperatura ambiente

21/02/2018 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Muchas veces llegamos con las compras de la semana y pensamos que todos los alimentos perecederos deben ir directo al refrigerador porque ahí se conservan mejor, ¿cierto? ¡Pues no! Hay ciertos productos que jamás debes refrigerar porque se mantienen mejor a temperatura ambiente.  

 

 

Checa la lista y, de ser necesario, pégala en la puerta de tu refri para no equivocarte:

 

1. Aguacate. Se cree que colocarlo en la nevera es lo mejor para mantenerlo en buen estado, pero su proceso de maduración se mantiene activo hasta el momento en que es abierto. Si aún no está maduro y suave lo mejor es envolverlo en papel o periódico y dejarlo un par de días en un ambiente fresco y seco hasta que esté listo para comerse.

 

2. Jitomate. Guardarlos en el refrigerador puede arruinar su textura y sabor, mientras que la humedad provoca su descomposición. Como la mayoría de las verduras, el jitomate debe mantenerse a una temperatura de 15 a 18 °C.  

 

3. Cebolla. Una vez que se cortan deben conservarse lejos de los otros alimentos, pues lo más seguro es los impregne con su fuerte olor y altere su sabor. Además, la cebolla es famosa por absorber bacterias, así que consérvala en un recipiente adecuado que la aísle del medio ambiente.

 

4. Yerbas. Meter el cilantro, perejil, albahaca o cualquier otra yerba fresca en el refrigerador las daña, ya que pueden quemarse con el frío o echarse a perder por la humedad y la poca ventilación. Puedes mantenerlas en un vaso con agua, como si fueran flores, o dejarlas secar y después guardarlas en frascos, ¡duran mucho tiempo!

 

5. Pan. El frío hace que el pan se reseque, se endurezca y se vuelva rancio. Lo mejor es guardarlo en un recipiente plástico o una bolsa hermética.

 

Nunca metas estos alimentos al microondas, ¡nunca!  

 

Ahora que ya sabes que el frío no es lo mejor para toda la comida, podrás evitar que tus alimentos se descompongan antes de llegar a tu plato.  

Notas relacionadas