LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
5 Tipos de pancita que no son resultado del sobrepeso y cómo eliminarlas

5 Tipos de pancita que no son resultado del sobrepeso y cómo eliminarlas

‘Love Handles’, estrés, vientre salido, entre otras. Identifícalas y diles adiós.

18/08/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

Siempre hemos asociado el tener un vientre abultado con el sobrepeso, por eso te sorprenderá saber que hay por lo menos 5 tipos de pancita que no tienen nada que ver con los kilos de más. 

 

1. Las lonjitas

 

 

A post shared by (@kelly_quinn_) on

 

Conocidas como “love handles” en inglés, son esos rollitos que aparecen en los costados de la cintura. Aunque ciertamente es grasa corporal, no son exclusivas de las personas con sobrepeso, hay chicas que están en su peso ideal y aún así tienen “lonjitas”. 

 

Las causas son el sedentarismo, el consumo de carbohidratos refinados y el exceso de alcohol. Para eliminarlas necesitas bajar tu consumo de alcohol, azúcar y harinas, y hacer ejercicio. 

 

 

También: 6 Tips para acelerar tu metabolismo y bajar la pancita

 

 

2. Pancita por estrés

 

 

La grasa se concentra alrededor del ombligo y la barriga es firme, no flácida. Es resultado del estrés crónico (lo que eleva los niveles de cortisol), saltarse comidas, beber mucho café, ingerir mucha comida chatarra y también puede ser consecuencia del Síndrome de Intestino Irritable. 

 

Te puedes deshacer de ella con algunos cambios simples, como no beber más de 2 tazas de café al día, relajarte con una taza de té de manzanilla antes de ir a dormir (y hacerlo más temprano), ejercicios de yoga, respiración o meditación para calmarte. Tampoco debes ejercitarte demasiado, ya que el cardio aumenta tus niveles de cortisol.

 

 

3. Barriga baja

 

 

Aunque seas delgada, tu bajo vientre sobresale. Este tipo de pancita puede ser resultado de la maternidad, el ejercicio monótono y excesivo, no variar tu dieta o por tener una curvatura espinal.

 

Para eliminarla necesitas llevar una dieta rica en fibra y vegetales verdes. Además, debes equilibrar tu rutina fitness para trabajar todos los grupos musculares por igual, y cambiar las sentadillas por planchas, pues a veces con las primeras el esfuerzo puede agravar la curvatura espinal y hacer tu vientre más prominente.

 

 

También: Ten un abdomen como el de Kourtney Kardashian por menos de 30 pesos

 

 

4. Pancita de mamá

 

 

Tras dar a luz, tu vientre aún luce como si siguieras embarazada, ya que el útero se reduce después del nacimiento y le toma por lo menos 6 semanas para volver a su tamaño normal. Por supuesto, el embarazo es la causa, pero en general ocurre por tener débiles los músculos de la pelvis o por comenzar a ejercitarte demasiado pronto. Lo mejor es descansar por 2 o 3 meses después del parto.

 

Para deshacerte de ella incluye en tu dieta aceite de pescado, nueces, aceite vegetal y aceitunas. Los ejercicios de Kegel y los hipopresivos son buenísimos para esto, pero deja de lado las sentadillas y abdominales, porque son lo peor para el cuerpo después del parto, deja que se recupere primero.

 

 

5. Vientre inflamado

 

 

A post shared by N O R A lifestyleblog (@noraschi) on

 

Se caracteriza porque tu abdomen luce plano en la mañana y va creciendo durante el día. Las principales causas son alergias a la comida, intestino lento, o un desequilibrio en la flora intestinal, como gastritis o colitis.

 

Puedes eliminarla excluyendo de tu dieta los alimentos que te inflaman, incluir más 

verduras frescas, carne, pollo y pescado, así como probióticos. Si sospechas de alguna alergia, elimina harinas o lácteos por 2 semanas y checa si tu vientre deja de hincharse. No te saltes del desayuno, da una caminata después de la comida y cena ligero. 

 

 

También: Yoga alien, la tendencia en abdomen para ponerse en forma

 

 

Como verás, tu barriga puede ser producto de muchas cosas más allá del sobrepeso. Si has invertido mucho tiempo tratando de deshacerte de ella sin éxito, quizá te conviene ver otras posibilidades y consultar con tu médico para ver si puede ayudarte. 

 

 

 

 

 

Salud, Nutrición

Notas relacionadas