LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Tips para hacer bodyweight si eres una mujer ocupada

Tips para hacer bodyweight si eres una mujer ocupada

Que el tiempo no sea un obstáculo para conseguir tus metas.

30/08/2017 | Autor: Azucena Cortez
Comparte en:

 

El trabajo o la escuela son dos actividades que nos mantienen muy ocupadas y consumen nuestra energía haciendo que después no nos den ganas de ejercitarnos, ocasionándonos una vida sedentaria. 

 

 

 

Pero una agenda ocupada no debe impedirnos tomar aunque sea media hora de nuestro tiempo al día para ejercitarnos. Por eso, aquí te dejamos algunos tips que te ayudarán a organizarte y darle unos minutos a tu cuerpo para hacerlo más fuerte, más tonificado o simplemente más sano.

 

 

También: Esta app para hacer ejercicio en la cama es lo que estabas esperando

 

 

Donde y cuando quieras… o se pueda

 

El lugar o el momento no debe ser pretexto para entrenar. Si tienes la oportunidad de dar una vuelta a la cuadra caminando o corriendo, o si hay un gimnasio cerca de tu trabajo o de tu hogar, ¡hazlo! Tampoco necesitas las horas para hacer ejercicio. Incluso,  si estás en casa y quieres continuar viendo tu serie favorita, lo puedes hacer mientras utilizas tu propio peso y haces series de abdominales, sentadillas o saltas la cuerda. ¡NADA es imposible!

 

 

 

Usa tu peso

 

Haciendo una rutina de entre 20 a 40 minutos con tu propio peso bastará. Trata de dedicar aunque sea estos minutos a entrenar en casa. No es indispensable que uses pesas o una caminadora eléctrica, basta hacer una serie de push up (lagartijas), flexiones, burpees (combinación de saltos, sentadillas y flexiones) o abdominales. 

 

 

También: Running para principiantes, consejos para comenzar a correr

 

 

En compañía o sola

 

A veces no queremos salir a correr o ir al gimnasio por pena de ir solas. Para no tener esa excusa, puedes decirle a tu mejor amiga que te acompañe y ejercitarse juntas. O simplemente prueba con hacer ejercicio en casa y sin compañía.

 

 

También: 11 Motivos para ir al gimnasio y ninguno es “por salud”

 

 

Rétate

 

Cuando nos ponemos una meta o nos retamos a nosotras mismas, es cuando nos dan más ganas de hacer las cosas y continuar teniendo logros. Al poco tiempo, con constancia y esfuerzo, podrás ver los resultados, y esto se volverá una motivación para no dejar de hacer ejercicio y lucir fabulosa.

 

 

También: Esta es la motivación que necesitas para hacer ejercicio

 

 

 

Mentalízate y organízate

 

Si siempre estás pensando y diciendo que no tienes tiempo y que nunca podrás llegar a tu meta con poco tiempo, entonces ¡deja de pensar y actúa! Las cosas no llegan no haciendo nada, por eso tienes que comenzar pensando en tu objetivo o lo que quieres lograr. Determina si te es más fácil levantarte más temprano para ejercitarte o después del trabajo o la escuela. 

 

 

 

Variedad

 

Si todos los días haces lo mismo, por supuesto que puedes llegar a aburrirte y entonces desistir de tu objetivo. Aprende a combinar ejercicios; quizá un día puedas ir a correr y al otro poder hacer series con tu propio peso.

 

 

También: 10 tips infalibles para hacer más fácil tu rutina de fitness

 

 

Constancia

 

Ser constante es de suma importancia para lograr un objetivo, por eso es indispensable que siempre hagas un espacio en tu tiempo para dedicarlo al ejercicio, no importa si son 30 minutos o una hora. Con el paso del tiempo verás los resultados y te motivarás para lograr más. 

 

Ahora ya no tienes pretextos, ¡ve a entrenar! 

 

 

 

 

 

 

Notas relacionadas