LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Facebook

Mitos y verdades del CrossFit

Sin duda, un deporte muy controversial. 

14/09/2015 | Autor: Redacción
Comparte en:
  • ¿Cuántas veces no hemos escuchado que el Crossfit es sólo para mujeres que deseen ponerse musculosas y masculinas? Este y muchos otros mitos giran entorno a una actividad que, sea por tendencia o por salud, llegó para quedarse.
     
    Estos son los mitos más sonados:
     
    Se necesita mucho dinero
     
    Para Mariana Maus, dueña y Coach de CrossFit Abbadon, el buen CrossFit es un deporte caro, aunque no prescisamente de exclusividad para chicas adineradas. Todo depende de los resultados que se busquen.
     
    "Si lo practicas como debe de ser en un box afiliado a CrossFit Co, lo más seguro es que la mensualidad te espante. Pero vale cada centavo por lo que pagas. Los gimnasios 'piratas' son los que hacen que existan mitos de que CrossFit lastima a la gente y la lesiona cuando hay un mal coach que no está ni certificado y no se preocupa por capacitarse más y tampoco se preocupa por la salud de sus atletas. Siempre vale la pena pagar un poco más por un buen servicio", señala la coach.
     
    Y sí, es mucho más caro que un gimnasio tradicional, aunque los resultados son más notorios. 
     
    Es para atletlas
     
    ¡Mentira! El CrossFit es para cualquiera y no hay límites discriminatorios por edad o condición.
     
    "Aquí entrenas para ser atleta y ser capaz de cosas que creías que jamás ibas a lograr. CrossFit no tiene límite de aprendizaje. Es para todos, desde niños hasta personas de 80 años. No necesitas un nutriólogo ni dietas extremas. Sólo necesitas saber comer y tomar buenas decisiones", indica la entrenadora.
  •  

     

    Te vas a lastimar las rodillas y articulaciones

     

    Es muy común escuchar esto. Como todo ejercicio, hay un riesgo de lastimarte si no lo haces de la forma indicada. Para esto, en cada clase de Crossfit, eres viglada por un Coach. Él (o ella) te dará instrucciones precisas para que hagas el entrenamiento, vigilándote de cerca y llamándote la atención si no lo haces correctamente. Tus rodillas y articulaciones estarán a la perfección. Lejos de atrofiarse, se harán más fuertes.

     

    Si lo practicas, te vas a poner muy, muy musculosa...

     

    Probablemente, ésta sea la leyenda urbana más conocida. ¡Todas la hemos escuchado alguna vez en nuestras vidas! Y, curiosamente, también es la más falsa. No vas a volverte una chica masculina por levantar pesas.

     

    El ejercicio es subjetivo. Las mujeres que buscan verse musculosas (pues depende mucho de gustos y preferencias) entrenan más horas que las que sólo buscan mejorar su condición y reducir medidas. Para llegar a estar musculosa es necesario tener una rutina más estricta, tanto de alimentación como de ejercicio. Es necesaria una vida dedicada al entrenamiento y a ingerir los alimentos indicados para lograr objetivos, así como muchos suplementos.

     

    "No pasa por accidente, o de un mes a otro, que estés con un 'cuerpo de hombre'. Escuchar esos argumentos me da mucha risa. Si tú entrenas tu hora al día de CrossFit y llevas una alimentación buena, sólo vas a perder grasa y tallas. A las mujeres que uno ve en los CrossFit Games les tomó mucho para llegar ahí. Y ese cuerpo es demasiado femenino. Tener brazos, piernas y abdomen fuertes debería ser una meta en las mujeres. Desde chicas, las niñas deberían ser educadas de tal forma que estar fuerte fuera sinónimo de estar bien. Es lo óptimo para una vida larga y saludable. Y en cuanto a lo estético, cuando haces CrossFit tu visión cambia. Vese a esas mujeres demasiado esbeltas como enfermas y a las mujeres con las piernas y brazos fuertes capaces de hacer lo que quieran", puntualiza Maus.

     

    Te va a cambiar la vida

     

    Esto es totalmente cierto. En una clase de Crossfit es común ver a integrantes que en ningún gimnasio vas a encontrar. Gente mayor y gente joven haciéndose amigos y apoyándose diariamente. Y es que es un tipo de entrenamiento dual, tanto en equipo como personal, pues uno va a su propio ritmo y a la vez es acompañado por personas que también están dando su mejor esfuerzo. Genera mucho compañerismo y ganas de salir adelante.

     

    "Definitivamente, me da mucha tristeza que las mujeres quieran tener brazos tan estilizados y delgados, que no logran cargar ni las bolsas del súper. Es muy reconfortante llegar a mi casa y saber que puedo cambiar el garrafón del agua yo sola o si quiero ir a escalar y subir una montaña, ser capaz de hacerlo y gozar de la naturaleza desde otra perspectiva", apunta la deportista.

     

    Lo que sí es verdad es que el CrossFit es una práctica 'escalable', ya que, a pesar de que hay un grupo que toma la misma clase a la misma hora, todos van a su propio ritmo, de acuerdo a sus capacidades y limitantes. De hecho, en el WOD (Workout of the Day), el sujeto irá a su propio paso, haciendo las repeticiones que pueda alcanzar. Claro, siempre dando su mayor esfuerzo y buscando alcanzar un Récord Personal (PR, por sus siglas en inglés).

     

    CrossFit es un ejercicio muy integral, por lo que es más fácil que veas resultados a corto plazo en todo tu cuerpo sin necesidad de trabajar un día abdomen o pierna y otro día puro cardio, etc. Tampoco hay necesidad de pasar horas matándote en un gimnasio. Todos tus músculos trabajan en la misma hora de clase. Por eso es tan popular.

     
     
Salud, Fitness

Notas relacionadas