LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Los 7 mitos más peligrosos del fitness

Los 7 mitos más peligrosos del fitness

Definitivamente olvídate de ellos.

10/05/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

No cabe duda que en el mundo fitness proliferan los mitos, y a veces éstos son la causa de que no tengamos los resultados que deseamos pues terminamos ejercitándonos mal. 

 

Para que esas ideas no saboteen tus expectativas, aquí van 7 mitos fitness que debes olvidar.

 

1. “Los abdominales te darán un vientre plano”

 

Varias investigaciones han demostrado que nuestro cuerpo no es capaz de eliminar la grasa de forma localizada: cuando quemamos grasa, lo hacemos de todas las zonas donde el cuerpo la almacena. Así que por muchos abdominales que hagamos, no vamos a perder grasa sólo en la cintura y vientre. En resumen: puedes tener cinturita de avispa y un perfecto six pack debajo de tus rollitos, pero eso se notará cuando pierdas grasa en general a través de la alimentación.

 

2. "Beber agua con azúcar elimina el dolor"

 

Las llamadas ‘agujetas’ son dolores provocados por las microrupturas que se producen en las fibras musculares tras un entrenamiento intenso y necesitan regenerarse. La glucosa no tiene nada que ver con este proceso, así que beber agua con azúcar no ayuda para nada y puede ser muy perjudicial, pues eleva la insulina en la sangre, lo que desestabiliza el sistema hormonal y puede desencadenar enfermedades como la diabetes.

 

3. “Si no duele, no sirve”

 

El dolor después de ejercitarse no siempre es una buena señal, puede ser síntoma de lesiones o de que no entrenaste correctamente. Un dolor leve después de tu rutina es normal porque los músculos se inflaman por el trabajo, pero si el dolor es muy intenso, quiere decir que te estás sobreejercitando, que cargas más peso del que debes, haces demasiadas repeticiones o tienes una técnica deficiente. 

 

 

 

 

4. “Todo el cardio te ayuda a quemar grasa”

Sí y no. El entrenamiento cardiovascular, como correr, andar en bicicleta, bailar o montarse en la elíptica, es lo mejor para quemar grasa, pero hay que hacerlo de forma adecuada. Tienes que llevar un ritmo correcto y ajustarte a un rango de pulsaciones por minuto para que funcione. Lo recomendable es trabajar al 60 o 70 por ciento de tu capacidad para lograr la quema efectiva de grasa, si bajas o subes el ritmo el objetivo se pierde.

 

5. "Las pesas te hacen engordar"

 

Muchos piensan esto porque al hacer pesas incrementas tu masa muscular, lo que puede darte una apariencia más gruesa, pero eso no es engordar. Hacer trabajo de fuerza mejora el metabolismo, lo que contribuye a una mayor pérdida de grasa. Recuerda que un kilo de masa muscular ocupa menos volumen que un kilo de grasa, así que puedes ver cómo los números en la báscula suben mientras bajas tallas. 

 

6. “Sudar ayuda a quemar grasa"

 

El sudor es un mecanismo de termorregulación, en el que se eliminan líquidos y minerales, pero nada de grasa. Cuando haces ejercicio sudas porque tu temperatura se eleva y necesitas enfriarte, nada más. Así que no tiene caso entrenar envuelta en un traje de plástico o ponerte una faja para sudar más, de hecho puede ser peligroso porque estarías expuesta a una deshidratación.

 

 

 

 

7. “Lo mejor para la espalda es nadar o hacer pilates"

 

No todas las técnicas y ejercicios de natación y pilates son adecuados si hay lesiones de espalda. Lo mejor es consultar con un especialista para un buen diagnóstico y ponerte en manos de un entrenador profesional antes de hacer ejercicio.

 

Toma esto en cuenta y usa tu tiempo en el gimnasio con sabiduría.

 

Salud, Fitness

Notas relacionadas