LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Cerveza después de hacer ejercicio para rehidratar, ¿mito o realidad?

Cerveza después de hacer ejercicio para rehidratar, ¿mito o realidad?

¿Te ayuda a recuperarte o sólo es una excelente excusa para celebrar?

30/06/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

Una buena hidratación es básica para tener el mejor rendimiento al hacer ejercicio y desde hace unos años se ha debatido si la cerveza podría ser la mejor solución para que tu cuerpo se recupere, pero, ¿será realidad o sólo un mito?

 

Lo más común es hidratarse con agua simple, bebidas con electrolitos, vitaminas y/o minerales, o suero. Sin embargo, una investigación realizada en 2011 en la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada, España, afirma que la cerveza es mejor que todas las anteriores. 

 

Según el estudio, tomar cerveza en cantidades moderadas permite recuperar el agua que perdió nuestro organismo después de una actividad física intensa

 

ya que está compuesta por un 95% de agua y el 5% restante contiene nutrientes como magnesio, calcio, fósforo, potasio, antioxidantes y vitamina B.

 

 

 

Estas son las señales que indican que tu cuerpo necesita agua

 

 

En cuanto el estudio se publicó se hizo eco de la noticia: ¡puedes y debes tomar cerveza después de tu rutina fitness! Pero no todo el mundo estuvo de acuerdo

 

Un estudio del Centro de Investigación en Ciencias del Movimiento Humano (CIMOHU) de la Universidad de Costa Rica (UCR) afirma exactamente lo contrario. 

 

Los investigadores realizaron un experimento con 11 hombres habituados a hacer deporte y con unas condiciones físicas apropiadas para soportar una deshidratación mediante el ejercicio, con el objetivo de perder hasta un 2% de su masa corporal. Una vez conseguido, a los participantes se les proporcionó cerveza con alcohol, cerveza sin alcohol y agua en distintos días.

 

Tras analizar el proceso de rehidratación con cada una de las bebidas, los investigadores determinaron que la cerveza con alcohol no sólo no ayudaba a rehidratar sino que perjudicaba los reflejos (el tiempo de reacción aumentó en dos centésimas de segundo) y el equilibrio de los sujetos bajó hasta un 36%.

 

 

 

11 Motivos para ir al gimnasio y ninguno es “por salud”

 

 

“Nuestro objetivo principal es darle a entender a las personas que la cerveza con alcohol no es un agente hidratante, como lo indican algunas creencias populares, queremos que la gente sea consciente de que pueden beberse una cerveza tras practicar deporte, pero que es necesario que busquen otras bebidas con capacidades científicamente comprobadas para provocar ese efecto”, afirma Rebeca Flores, investigadora de la UCR y coautora del estudio.

 

En resumen, sí puedes beber cerveza después de una sesión en el gimnasio, pero eso no garantiza que recuperes el agua perdida por la sudoración y quizá afecte tu rendimiento. 

 

 

Con información de Muy Interesante.

 

 

Mira también

 

Dietas detox: los secretos que nadie te dice

 

Este es el ejercicio más divertido y fácil para tener una cintura de avispa

 

 
 
 
Salud, Fitness

Notas relacionadas