LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Istock
8 Juegos de la infancia que te mantienen en forma

8 Juegos de la infancia que te mantienen en forma

Cuenta la leyenda que hubo una época en que los niños pasaban las tardes jugando con sus amigos en la calle...

28/04/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Si eres como muchas chicas a las que no les gusta hacer ejercicio porque se aburren, podrías intentar hacerlo en forma de juego, ¡como cuando eras niña!

Cuenta la leyenda que hubo una época en que los niños pasaban las tardes jugando con sus amigos en la calle o en el parque, y regresaban a casa hasta la hora de la cena, cansados y bañados en sudor, eso evitaba en gran medida la obesidad infantil, que hoy es un grave problema.

Ahora que eres adulta y necesitas encontrar una forma divertida de mantenerte en forma, ¿por qué no regresar a lo básico y ejercitarte con los juegos de tu infancia?

Aquí algunos ejemplos:

1. Carreritas. Hay que admitir que ir a correr sola cada mañana puede ser muy tedioso, pero puedes llevar a tus hijos o sobrinos al parque, jugar a las carreritas y de paso cubrir tu cuota de cardio. Ni siquiera tienes que reservar mucho tiempo para hacerlo, es tan fácil como ir caminando con tu amiga y retarla con el clásico “a ver quién llega primero” o “a que no me ganas”. Esto también aplica para todos los juegos que impliquen correr, “stop” y “quemados”.

2. Carreras de costales u obstáculos. Es cardio al extremo, no solo tienes que brincar, sino además hacerlo rápido para llegar a la meta. Con esto ejercitas mucho tus piernas, glúteos y resistencia.

3. Saltar la cuerda. Este ejercicio es tan bueno que los boxeadores y otros deportistas lo hacen como parte de su rutina fitness, ya que es una forma de cardio que además ayuda a la agilidad y coordinación.

4. Avioncito y resorte. No solo son perfectos para trabajar piernas, glúteos y abdomen, en especial si agregas una sentadilla después de cada salto, también sirven para la coordinación.

5. Pasamanos. Esta instalación que encuentras casi en cualquier parte es una de las favoritas de los gurús fitnes para ejercitarse, pues es perfecto para trabajar los brazos y abdomen. Además, lo puedes utilizar para hacer otros ejercicios de tipo gimnástico.

6. Bailar. No tienes que ir a zumba o clases de baile para quemar calorías con ritmo. Los niños no pierden la oportunidad de moverse en cuanto escuchan música, así que pon tus canciones favoritas, las más movidas que se te ocurran, y baila como si nadie te viera.

7. Trepar y escalar. Nada para fortalecer los músculos de todo el cuerpo como tratar de escalar un árbol, una pared de rapel o una auténtica montaña.

8. Retas. Los pequeños se la pasan jugando futbol, “tochito”, basquetbol y voleibol, entre otros deportes de equipo. Quizá la próxima vez que hagas una reunión (y tengas suficiente espacio) puedes armar unas retas con tus amigos y ejercitarte de la forma más divertida.

En sus marcas… listos… ¡fuera!

 

Salud, Fitness

Notas relacionadas