LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
¿Cómo usar un rodillo de jade?

¿Cómo usar un rodillo de jade?

 

Esas cositas que todas tienen, pero no muchas saben cómo usarlo correctamente

19/07/2019 | Autor: The Mish Hunter
Comparte en:

¿Sabías que el rodillo de jade es una técnica milenaria? Así es, poco a poco lo rodillos se fueron haciendo populares en el mundo, este producto se ha vuelto indispensable en la rutina de belleza de muchas mujeres y te explicaremos la razón.

Las piedras de jade tienen muchas propiedades positivas para la piel, una de ellas es que la oxigena, pues siempre ha tenido usos medicinales y hasta terapéuticos.

Este artefacto es buenérrimo para eliminar toxinas y reducir arrugas, además de eliminar el estrés y rejuvenecer la piel, y si haces yoga facial olvídate ¡los cambios en tu rostro los verás al instante!

 

Ahora ¿quieres saber cómo usarlo?

Antes de iniciar tu rutina debes limiar tu rostro: Desmaquíllate, ya sea con leche hidratante, agua micelar o tu producto favorito, después, toca limpiar tu piel con un producto eficaz. Lo más recomendable es apostar por cremas, geles o jabones de calidad para que la limpieza sea más profunda.

Ahora prepárate para tu usar tu rodillo, te mostraremos dos rutinas buenísimas con las que le sacarás mayor provecho.

 

 

 

 

Rutina número 1:  
Usarlo con cremas o con algún suero facial

-Aplica tu crema hidratante favorita  o tu serúm ideal, posteriormente masajea la cara con movimientos ascendentes de adentro hacia afuera. Deja secar uno o dos minutos.
 
- Toma tu rodillo y presiona suavemente con movimientos ascendentes, y de adentro hacia afuera en la zona de los ojos, los pómulos, la barbilla y la frente. En el cuello puedes usarlo en ambas direcciones.

 

 

 

Rutina número 2:  
Después de limpiar tu rostro, saca tu rodillo del congelador (procura ponerle una toallita o bolsita para evitar que se contamine)

- Toma tu rodillo y presiona suavemente con movimientos ascendentes y de adentro hacia afuera en la zona de los ojos, los pómulos, la barbilla y la frente. En el cuello puedes usarlo en ambas direcciones. Finalmente limpia tu rostro con un poco de tónico.

 

Usa un tónico facila para relajar tu piel.

Al finalizar limpia tu rodillo con agua y jabón, y mételo nuevamente al congelador.

Con cualquiera de las dos rutinas que elijas conseguirás un rostro más brillante y saludable.

 

Encuentra contenido extra en nuestra edición enriquecida ¿Ya descargaste la app? Encuéntrala en App Store y Google Play.

Notas relacionadas