LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

Masaje facial, relájate y mantente bella

Consiente a tu rostro

12/01/2016 | Autor: @Revista20s
Comparte en:
Los masajes faciales son excelentes para tonificar la piel y relajarla, sobre todo después de un día de estrés.  No es necesario ir a un spa o con un profesional cada vez que quieras tener una sesión, aunque, para alguna ocasión especial, puedes darte el lujo. 
 
Te decimos cómo darte un masaje facial de belleza relajante:
 
- Escoge aceites en lugar de cremas. Son más grasosos y fáciles de absorber por tu rostro, sin mencionar todos los efectos positivos que tienen los nutrientes y propiedades que contiene. 
 
 
- Utiliza una diadema. Recoge tu cabello y asegúrate de sujetarlo de tal forma que no te estorbe durante el masaje. La cara tiene que estar totalmente despejada.
 
- Estimula la piel. Acaricia la superficie facial suavemente; esto ayudará a que te sientas calmada y a que distribuyas correctamente todo el aceite. 
 
- Comienza con el masaje. Desliza la yema de tus dedos desde la barbilla hasta la frente. Hazlo empujando la piel (como si fuera masa) hacia arriba, y viceversa. No presiones fuerte.
 

 

 
 
- Aumenta el ritmo. Sosteniendo el tabique con los dedos índices, desliza la piel hacia abajo, cerca de las fosas nasales, y muévelos hacia la punta de tu nariz, ejerciendo más fuerza en esta parte. Finalmente, realiza pequeños movimientos circulares desde el puente de la nariz hasta la parte inferior. 
 
- Concéntrate en los ojos. Debajo de ellos, presiona ligeramente con las yemas de los anulares y desliza de adentro hacia afuera sin lastimarte. 
 
- Cejas. Haz pelizcos suaves entre las cejas con los dedos pulgar e índice. ¡Te sentirás relajada casi de inmediato!
 
-Mejillas. Vuelve a pellizcar rápidamente en esta zona, ayudarás a agilizar la circulación de la sangre. 
 
Importante: En nariz y boca, es necesario que pases tus dedos sobre las líneas de expresión, como si quisieras borrarlas. Además de tonificar, te hará sentir fresca y renovada.
 

 

 
Puedes ambientar el espacio en el que realizarás tu sesión de masaje facial. ¿Qué te parecen unas velas, incienso y tu disco favorito?
 
 
 
 
LD
Belleza, Tips

Notas relacionadas