LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

Enfermedades en la piel por estrés

Acné, psoriasis, rosácea, entre otras

21/05/2015 | Autor: Pau Verde
Comparte en:

Seguro te ha pasado que después de una temporada de mucho estrés aparecen algunos granitos en tu piel que se asemejan a piquetes de bichos, pequeñas erupciones en los dedos de las manos y los pies, incluso, notas que te salen de nuevo barritos en la cara, bueno pues ten cuidado, porque cuando esto sucede es porque tu cuerpo ya no puede con tanta presión.

El estrés es parte fundamental para que algunas de estas enfermedades dermatológicas aparezcan, algunas de ellas son permanentes, así que chécalo.  

Psoriasis :  Son lesiones rojas descamativas en la piel, aparecen en el cuero cabelludo, codos, rodillas y pompas. En casos extremos aparecen en los dedos de los pies comprometiendo las uñas.

Rosácea :  Es el enrojecimiento del rostro, especialmente en mejillas, nariz, mentón y frente. Puede progresar hasta hacerse permamente y muchos estudios han indicado que el estrés emocinal es la causa.

Acné: Comedones, granos y puntos negros en espalda, pecho y rostro. Normalmente se presenta durante la adolescencia, pero en jóvenes adultos se le ha atribuido esta enfermedad de la piel al estrés.

Vitiligo: Manchas blancas con bordes definidos en boca, manos, ojos, genitales y pies es una enfermedad inmunológica que resulta de la destrucción de las células de la piel que dan el pigmento. Se le atribuye a episodios de crisis estresantes importantes.

Herpes simple: Son erupciones en la piel, normalmente en los labios. Primero se presentan como enrojecimiento y pequeños brotes que terminan como costras.

Alopecia: Caida del cabello en pequeñas zonas del cuero cabelludo, normalmente tiene el tamaño de una moneda pequeña, pero pueden llegar a extenderse.

Eccema: Es una enfermedad crónica que presenta lesiones inflamadas en la piel, por lo general dan comezón y se descaman. Suele aparecer en genitales, codos, rodillas y pliegues. Los brotes son rojos como pequeñas ampollitas. El calor, infeccionees y el estrés pueden desencadenarlo.

Belleza, Tips

Notas relacionadas