LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Cómo quitar los callos sin limar y sin dañar la piel de tus pies

Cómo quitar los callos sin limar y sin dañar la piel de tus pies

Si creías que los callos se quitan limándolos, estás en un error

 
29/06/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

 

Todas queremos unos pies suaves y libres de callos, y en nuestros intentos por conseguirlo terminamos dañando su delicada piel.  Es importante que dejes de limarte los pies ya mismo, ¿quieres saber por qué? 

 

Si sufres de callos, resequedad o grietas, seguro tratarás de remover esas asperezas  a como dé lugar, en vez de darles el tratamiento adecuado. 

 

 

¿Por qué aparecen los callos?

 

Nuestros cuerpos tienen muchas formas de regularse y los callos no son más que una adaptación que tus pies necesitan para andar. Si nuestro cuerpo produce algo y nosotros lo retiramos de inmediato, su respuesta será producir más

 

Justo eso pasa con los callos. Cuando usas mucho alguna parte de tu piel, ésta se vuelve propensa a ampollas, entonces se desarrolla un callo para protegerla mejor. Eliminarlo sólo hace que vuelva a crecer más grueso, duro y seco.

 

 

Exfoliante casero para tener pies suaves y humectados 

 

 

¿Por qué es tan malo limar los pies?

 

Cuando usas una lija metálica para raspar los callos como si fueran queso parmesano, quizá los sientas bien unos días, pero eso dura poco. Usar dicho instrumento, la única señal para detenerte es el dolor o la sangre. 

 

Claro que tus pies se sentirán extra suaves, ¡porque los dejaste prácticamente en carne viva! Sin mencionar que a veces la lima también raspa la piel sana y sin callos. Esto te abre la puerta a un mundo de dolor e infecciones.

 

 

Cómo remover callos sin dañar tus pies

 

Si tus pies están en mal estado, lo mejor que puedes hacer es dedicarles un poco de tiempo y atención. Primero, suavízalos con una lima eléctrica de grano fino, piedra pómez o fibra exfoliante, en especial durante el baño, ya que las durezas se ablandarán. 

 

Después, frota tus pies con una crema exfoliante especial, enjuaga, seca bien y al final aplica crema hidratante. Puntos extra si te pones calcetines, ya que el producto se absorberá mejor. 

 

 

Nada de esto funciona para quitar los callos de forma permanente, pues seguirán apareciendo mientras tus pies lo necesiten. Más bien son cuidados que tienes que integrar a tu rutina diaria para mantener tus pies bellos.

 

 

Rutina para tener pies lindos, suaves y delicados

 

 

Si después de probar estos tratamientos tus pies aún no lucen y se sienten justo como quieres, quizá sea momento de ir con un profesional, ¡valdrá cada centavo!

 

 

 

 

 

Belleza, Tips

Notas relacionadas