LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

Cómo proteger la piel del frío

Suave en invierno

29/10/2015 | Autor: Ana Shimasaki
Comparte en:
Durante esta época de constantes cambios de temperatura y en la que el frío comienza a sentirse, es común que tu piel y pelo se maltraten y resequen. Para evitarlo, aquí te van algunos consejos para lucir radiante esta temporada:
 
1. Date baños más cortos
Una buena forma de cuidar tu piel y proteger el ambiente es que tomes duchas cortas en vez de esos baños largos, y que procures que el agua sea con una temperatura tibia. Recuerda que el agua muy caliente en grandes lapsos de tiempo hará que tu piel se reseque.
 

 

 
2. No te olvides del protector solar
Aunque pareciera que en esta temporada no te da el sol, la verdad es que sí lo hace, y esto puede ser peligroso. De hecho los especialistas señalan que el sol de los lugares fríos puede causar más daños que el de los climas cálidos. Por eso, siempre es necesario que siempre te apliques tu protector solar una hora y media antes que salgas a la calle.
 

 

 
3. Protege tus labios
Una de las partes del rostro que más tienden a sufrir con el frío son los labios, pues muchas veces tienden a partirse. Para evitar este mal, es necesario que en el día uses un bálsamo de labios y en la noche, te pongas una capa de vaselina antes de acostarte. Esto te ayudará a para evitar la resequedad. También evita chupártelos, pues la saliva hace que se resequen. 
 

 

 
 
 
 
4. Usa un humidificador
Este consejo no sólo es bueno para tu piel, sino para las vías respiratorias. Al usar el humidificador por la noche hará que tu aparato respiratorio y tu piel se humecten y se vean mucho mejor por la mañana.
 

 

 
5. No laves tu pelo todos los días
Muchas veces tu pelo necesita ser lavado por el sudor que se genera durante el día, pero en esta temporada de frío esto ocurre en menor manera, por lo que no se hace necesario que lo laves diariamente. Recuerda que al lavar tu cabello cada tercer día, tu pelo se mantiene más fuerte y sano.
 

 

 
6. Evita la lana directa
Aunque la lana es un magnífico textil para protegerte del frío, muchas veces puede ocasionar cierta incomodidad o incluso una alergia si la usas directamente sobre tu piel. Para evitar una posible erupción, usa una prenda de algodón pegada a tu piel y luego ponte encima la prenda de lana.
 

 

 
Belleza, Tips

Notas relacionadas