LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

Adicción al maquillaje, ¿te pasa?

Cuando no puedes dejar de comprar
 
23/06/2015 | Autor: Pau Verde
Comparte en:
Estamos casi seguras que si sacas todos tus cosméticos te darás cuenta que tienes más de 20 productos, entre labiales, rubores, polvos y muchas sombras. 
 
¿Hay algo que no has usado y que probablemente nunca lo harás? ¿No puedes salir de tu casa sin pintarte las pestañas? ¿Salir sin una gota de base es como un crimen? Si tu respuesta es sí, sigue leyendo pues podrías tener una adicción al maquillaje. 
 
Sí, a todas nos encanta, pero existen algunas condiciones que pueden convertir las simples rutinas de belleza en problemas más graves y ocasionar problemas económicos, con tu familia y de autoestima. 
 
Para esto hay algunas preguntas que te dirán si tienes algún tipo de adicción, pero debes ser muy sincera: 
 
1. ¿Eres capaz de estar sin maquillaje durante varios días seguidos? 
2. ¿Tu grupo de amigas tiene los mimos hábitos que tienes tú a la hora de maquillarse?
3. ¿Tu necesidad de maquillarte afecta de manera negativa algún aspecto de tu vida? 
4. ¿Te escondes de la gente de manera exagerada cuando no estás maquillada?
 
Si contestaste que NO a las primeras 2 preguntas y SÍ a las últimas dos preguntas, significa que realmente tienes un problema con el maquillaje y la estética en general. 
 
Otra forma de identificarlo es cuando notas que caes en una crisis cuando no encuentras el producto que estás buscando desesperadamente, aunque tengas más en casa; cuando toda tu quincena se va en maquillaje de marcas lujosas y tengas problemas de dinero después, incluso si eres capaz de llegar tarde a tu trabajo por maquillarte aún sabiendo que te pone en riesgo. 
 
¿Tu familia y tu pareja te lo dice? Es mejor que comiences a ponerle atención a esto, pues aunque parezca raro es más común de lo que parece, acude con un terapeuta especializado en trastornos de belleza y autoestima. 
Belleza, Tips

Notas relacionadas