LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
6 tipos de granos que NO debes reventar

6 tipos de granos que NO debes reventar

Exprimirlos no hará que esos ’problemitas’ en tu rostro desaparezcan.

11/07/2017 | Autor: Víctor Salazar
Comparte en:

 

Sabemos que cada vez que te miras al espejo y ves un intruso en tu rostro, tu primera reacción es eliminarlo con tus dedos, pero antes de que cometas un error mejor detecta qué tipo de grano es y cuál es el método correcto de eliminarlo antes de darle un “apretón”.

 

Recuerda que ‘reventar’ un grano hace que tu piel quede expuesta a infecciones. Aunque los tratamientos no hacen que desaparezcan instantáneamente, son el mejor recurso para evitar un problema cutáneo mayor.

 

Barros

 

Estas afecciones contienen infinidad de bacterias acumuladas en las ‘grasa’, que si se rompe, podrían infectar los poros alrededor del grano, haciendo que te salgan más y más e incluso dejar cicatrices. No los exprimas, mejor checa este tip.

 

 

Vello encarnado

 

Hay vellitos que quedan atrapados bajo la piel y se piensa que lo mejor es ‘abrir' con las pinzas para depilar y luego extraerlo. Es lo peor que puedes hacer, ya que no sólo genera inflamación e irritación sino también infecciones pues las pinzas no están esterilizadas adecuadamente. Mejor aplica un poco de hidrocortizona que desinflamara la zona y haz vaporizaciones para que tus poros se abran y el vello salga naturalmente.

 

 

Herpes labial

 

No te atrevas a tocar ese ‘fuego’ o esa ‘afta’ en la zona cercana a tus labios; al igual que los barros, tratar de exprimirlos hará que la infección se propague y aparezcan más. No uses limón para ‘secarlos’ pues sólo dañarás tu piel debido al ácido cítrico. Lo mejor es emplear los medicamentos de libre venta para tratarlos. Si el herpes se debe a una ETS, lo mejor es consultar a un médico para su tratamiento adecuado.

 

 

 

 

Milia

 

Los 'puntos de leche' no generan ningún tipo de síntoma y no son peligrosos. Tratar de exprimirlos sólo genera irritación y sangrado. Aquí podrás encontrar mayor información sobre estos granitos, y el método ideal para eliminarlos si así lo deseas.

 

 

 

Puntos negros

 

Los puntos negros son poros saturados de ‘grasita’ natural de tu rostro que, con la suciedad y las impurezas del diario, se tornan de un color oscuro. Incluso, también son propensos a convertirse en acné si no los tratas a tiempo. Haz vaporizaciones con té de manzanilla que abrirán tus poros y con ayuda de una toallita húmeda retíralos sin exprimir o forzar su salida. Recuerda lavar y secar muy bien tu rostro después de hacerlo. Si no se dejan, sigue este tip.

 

 

 

Acné cístico

 

Son aquellos barros que se inflaman bajo tu piel y provocan un pequeño bulto enrojecido. No intentes abrir tu piel con pinzas u otro artículo punzocortante, pues el problema esta bajo la capa superficial de tu piel. Si los absesos de grasa son muy grandes e incómodos, ve con un dermatólogo quien te dará el tratamiento adecuado.

 

 

Recuerda, estos son tips caseros que te ayudarán a no usar la 'fuerza bruta' para eliminar esos molestos granos, si es problema persiste o es aún más severo, consulta a un dermatólogo.

 

 

 

Belleza, Tips

Notas relacionadas