LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Elimina el frizz con remedios caseros

Tu cabello no tiene porque parecer 'melena de león'.

05/07/2013 | Autor:
Comparte en:

sub Si has probado todos los productos que existen en el mercado y nada te ayuda a eliminar el frizz de tu cabello, prueba con remedios que tú misma puedes preparar. sub

Tantos químicos para combatir el frizz pueden terminar por resecar tu cabello, provocando el efecto contrario.

Las principales causas de que el cabello se encrespe o esponje pueden ser: que es muy poroso o porque está demasiado seco. También hay días muy propicios para la electricidad estática y eso se nota en tu cabeza.

A continuación te presentamos algunos métodos caseros que no lastimarán tu bolsillo y tampoco dañan el cabello. Así que ¿por qué no intentarlos?



sub Remedios caseros sub

#lista#W
Cabello poroso

Una vez por semana, luego de lavar el pelo, puedes enjuagarlo con cerveza y luego volver a enjuagarlo con bastante agua fría para retirar el olor.

O bien, puedes machacar un plátano maduro, añadir una cucharada de jugo de limón y otra de aceite de girasol. Mezclar todo y aplicar sobre el cabello. Dejar actuar durante 30 minutos y lava el pelo normalmente, para peinarte no uses la secadora.

#listaW
Cabello seco
De aceite de oliva y huevo. Mezcla un cuarto de taza de este aceite con un huevo crudo y aplicar en el pelo húmedo. Déjalo actuar durante media hora y luego lava el cabello normalmente. El aceite de oliva actúa como un emoliente, ayudando a mantener el pelo humectado y el huevo tiene lecitina, un aminoácido que ayuda a reparar tejido y crear nuevas células.

De plátano y aguacate. Mezcla un plátano maduro con un aguacate ambos sin cáscara y aplica en el pelo húmedo. Dejar reposar de 20 a 30 minutos y lava normalmente. El plátano tiene antioxidantes y minerales que reparan el cabello; además, ácidos grasos que lo nutren.


Con mayonesa. Mezcla una taza de mayonesa con medio aguacate. Luego aplicar sobre el pelo y dejar actuar por lo menos 20 minutos, envolviendo la cabeza con una gorra plástica o una bolsa y, por encima, una toalla húmeda caliente. Finalmente, lavar el pelo en forma habitual.

Existen aceites naturales que puedes utilizarlos como acondicionador o para hidratarlo una vez por semana: de almendras, de argán, de oliva y de coco. Pero no abuses porque, además de verse muy graso, puede empeorar tu pelo.

Recuerda
Evita lavarlo todos los días: puedes bañarte diariamente, pero los profesionales recomiendan lavar el cabello un día si y uno no. Es que, de lo contrario, se reseca, se abren los poros y se eriza.

Sécalo con cuidado: lo ideal es no frotarlo demasiado fuerte. En cambio, hay que dar suaves golpeteos con la toalla, escurriéndolo delicadamente.

La secadora: si lo utilizas a menudo, fíjate que cuando el cuero cabelludo queda húmedo el pelo se ve con frizz; pero si lo secas hasta que se retire la humedad por completo se alisa. De todas formas, debes usarla lo menos posible, igual que la planchita o las pinzas, porque terminan por deteriorarlo.

Acondicionador: la crema de enjuague hidrata el cabello, así que elige una de buena calidad, que no necesariamente es la más cara. También es bueno colocar una mascarilla una vez por semana que penetre más profundo en la fibra capilar. Si tienes pelo graso, no la coloques directamente el acondicionador en el cuero cabelludo, hazlo desde la mitad del cabello hacia las puntas.

Un plus: pon entre tus manos una pequeña gota de crema para el cuerpo no demasiado pesada ni grasosa. Pásala suavemente con las palmas por todo el cabello.

Mantenimiento: trata de cortarlo cada 3 meses para que el pelo se vaya renovando, crezca sano y con fuerza.

Con información de Yahoo.com

OF

Belleza, Tips