LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

El mejor manicure está en tu cocina

Aprende a dejar tus manos hermosísimas con instrumentos y elementos fáciles de conseguir.

23/04/2013 | Autor:
Comparte en:

subVale la pena pagar por que te masajeen las manos, te dejen el color perfecto y te olvides de todo durante una hora. Claro que vale la pena. sub

Por: MaríaIsabel Mota / @MariaIsabelMota
Pero no está de más aprender un par de trucos para cuando la cartera no está para gastos extras. Aprende a cuidar la piel de tus manos, date un respiro en los gastos y consiéntete.

Asalta la cocina y consigue los siguientes materiales:

1.- Aceite de olivo.
2.- Azucar morena.
3.- Bicarbonato.
4.- Una naranja para hacer jugo.
5.- Una fresa.
6.- Un palo de naranjo con la punta redondeada.
7.- Una lima de texturas múltiples.

Necesitarás un cepillo para manos, suelen tener cerdas muy suaves pero firmes para eliminar excedentes de piel muerta. Puedes usar un cepillo de dientes nuevo. Busca una toalla de manos y un plato hondo. ¡Estás lista!

Checa cómo hacerlo:
1.- Las limas de texturas múltiples están graduadas numéricamente, la lima marcada con el número 1 suele ser la más abrasiva. De ser así, dale forma a tus uñas con la número 2 y pule los bordes con la número 3 para que no quede ninguna astilla con la segunda. Con la lima número 1, elimina las asperezas de las cutículas laterales.

2.- Lava tus manos con jabón neutro usando el cepillo. Elimina toda suciedad que haya bajo las uñas.

3.- Llena el plato hondo con agua tibia, exprime medio limón y agrega una cucharada de aceite de olivo. Remoja la mano en la que trabajarás primero durante 3 minutos y después, dedo por dedo, ve empujando con mucho cuidado la cutícula. Es muy importante que no cortes la cutícula sobre todo si acudes con regularidad con un profesional; se trata de consentir tus manos, no de dejarlas listas para una semana más frente al teclado.

4.- Mezcla una cucharada de jugo de naranja con media cucharada de bicarbonato. Con esta pasta, masajea tus uñas suavemente. Tanto el bicarbonato como la naranja actuarán como blanqueadores en tus uñas, devolviéndoles su tono natural.

5.- Lava tus manos con agua fría y jabón neutro. Deja que sequen por sí solas.

6.- En el plato hondo, coloca la fresa y machácala con un tenedor hasta que sea puré. Agrega una cucharada de aceite de olivo y mézclalos hasta formar una masa homogénea. El aceite actuará como humectante, mientras las semillas de la fresa exfoliarán tu piel y la vitamina C blanqueará cualquier mancha de tus manos.

7.- Enjuaga tus manos y deja que el resto del aceite de olivo se absorba en tu piel.

sub ¿Conoces algún otro elemento para manicure? sub
AGL

Belleza, Tips