LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Depilación brasileña, ¡sin miedo!

Wax Revolution nos invitó a depilarnos el bikini, ¡y esto fue lo que sucedió!

13/03/2013 | Autor:
Comparte en:

sub Todas hemos oído sobre la depilación brasileña, pero… ¿qué se siente en realidad? sub

Veintitantos se dio a la tarea de averiguar, investigar y ahondar en lo más profundo literalmente del tema, mandando a una de sus reporteras a experimentarlo en carne propia, ¡esto fue lo que pasó!
Por: Ana Márquez

Sábado 10 de la mañana, mi nerviosismo empezó: me iba a depilar absolutamente todo lo que hay "ahí abajo" por primera vez y no tenía ni idea de cómo se sentía.
Me armé de valor y me lancé a Wax Revolution, una clínica especializada en depilación con cera, hilo y luz pulsada ubicada en la colonia Condesa y en Polanco.
Al entrar, mi nerviosismo bajó un poco gracias a la amabilidad de la señorita que me recibió. Luego de llenar un formulario en el que apunté todas mis alergias, enfermedades y los medicamentos que había tomado, me pasaron a una cuarto blanco increíblemente decorado.

La esteticista llegó y se presentó, Cristina era su nombre. Me desnudé de la cintura para abajo y me acosté en una cama para depilación, colocando una toalla encima de mi estómago.
Luego de aplicar un aceite esencial en el vello para suavizarlo y humectar la piel, Cristina me empezó a platicar sobre la depilación: "en Wax Revolution usamos ceras de la más alta calidad, son importadas y en casi ningún salón las tienen. Son buenas porque no irritan y sacan todo el vello de raíz", mencionó. Luego de absorber el aceite, mi piel estaba lista para la cera… ¡qué miedo!
Cristina me dijo que me relajara: "no te preocupes, sólo es un jalón fuerte y se pasa rápido. A las tres vas a respirar hondo y cuando te diga, sueltas el aire con fuerza, ¿OK?"

Contó, saqué el aire y aunque me dolió, no fue tanto como esperaba. Cristina presionaba la parte afectada con una toalla de papel: "aquí tenemos que apretar para confundir al músculo. Por un lado siente raro por el dolor y por el otro siente bien por la presión, es la mezcla de estos dos lo que hace que la sensación desagradable desaparezca".
Luego de depilar todo con una cera verde, Cristina me puso una capa de una cera rosa, para quitar todo el vello delgado. También me mencionó la importancia de acudir con un profesional a depilarse:
"las chicas que se depilan el bikini en su casa muchas veces jalan la cera de manera inadecuada hacia arriba, cuando debe de ser lo más pegado a la piel que se pueda, haciendo que el vello se troce y la piel se irrite o se abra. Es complicado arrancar la cera de forma correcta cuando no se está viendo el área".
Luego de depilarme todo, Cristina sacó unas pinzas y sacó los vellitos que la cera no alcanza: "esto lo hacemos porque estos vellitos que se quedan atorados empiezan a crecer rápidamente y pueden enterrarse. Es importante sacarlos de raíz para conservar nuestro depilado en estado perfecto".

La esteticista me platicó también sobre la higiene: "es importantísimo que cuando te realices este tipo de depilaciones vayas a un lugar en donde no metan el abatelenguas dos veces en la misma cera. Al pasarlo sobre la piel, se llena de bacterias y éstas se regresan al bote si volvemos a introducirla. También es esencial el uso de guantes quirúrgicos para mayor seguridad y para que no exista riesgo de infección".
Cuando terminamos, Cristina me contó la importancia de la exfoliación: "Deshazte de los vellos enterrados exfoliando tu piel. Yo siempre recomiendo exfoliantes caseros hechos con elementos naturales, como el café o la sal marina, pero también pueden comprar alguno cosmético. Aplícalo en círculos sobre tu piel antes de bañarte y haz presión, porque sino no sirve de nada", dijo.
¡Listo! ya habíamos terminado…. mi sesión duró sólo 20 minutos, ¡y no me dolió tanto! Al salir de Wax Revolution me sentí como toda una porn star. Al cabo de unos días, fui a estrenar mi nuevo loo con mi novio y se volvió loco.
Es algo que sin duda alguna recomendaría a cualquier chica.
Después de hacerte un depilado brasileño es importantísimo que tomes estos consejos, al menos 48 horas después, que me dio Cristina, esteticista profesional de Wax Revolution:
Checa esto:
No te bañe ni te sumerjas en agua caliente.
No nades ni te asolees.
No utilices instalaciones de vapor o sauna.
No te pongas ropa muy ajustada ni utilices fragancias, desodorantes, maquillaje o autobronceadores en la zona.
No te rasques ni toques la zona, porque puedes irritarla.
No hagas ejercicio ni otra actividad que provoque sudor o fricción.

¡Disfrútalo!
AGL

Si quieres saber más sobre Wax Revolution, visítalos en Amsterdam 127, Colonia Condesa o llámales al 52119733.

Belleza, Tips