LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Consejos para tener un busto perfecto

Con esta rutina, lo tendrás firme y saludable sin que sea necesario meterle bisturí.

18/06/2012 | Autor:
Comparte en:

sub Sin lugar a dudas es uno de los atributos más imponentes, pero también es muy delicado, darle terapia intensiva a diario es importante para que siga luciendo turgente y súper sexy para evitar que tenga inconvenientes de belleza o de salud.sub

#listaD#
Frena la caída
Las variaciones de peso ocasionadas por dietas drásticas dañan la masa muscular.
El embarazo y la lactancia producen un aumento de la glándula, que al no contar con un refuerzo para sostenerlo crea una alteración en su imagen.
Caminar o sentarte encorvada lo afectará.
Realizar deportes sin el brassier adecuado, provoca microdesgarramientos en los tejidos.
Exponerlo al sol lo deteriora, sus rayos ultravioleta causan una perdida de elasticidad.
Con los años disminuye la flexibilidad de la piel y el busto también se deteriora.

Súbelo
Mejora tu postura: Quienes poseen una baja autoestima son las chicas que se encorvan, así que esta es una razón más para verte erguida. Evita pasar largas jornadas frente al televisor encorvada, cuando camines posiciona tus hombros hacia atrás. Todo esto evitará que la flacidez los ataque.
Consume vitamina E: No sólo es suficiente para mantener la producción de colágeno y elástina que brindan firmeza la piel, incluso cuida el organismo de la formación de moléculas tóxicas, además de disminuir el dolor que suele aparecer en el busto durante el periodo menstrual. Los encuentras en cacahuates, chocolates, nueces y aguacates.
Barre las células muertas: Una vez a la semana exfolia para que los productos cosméticos que lo levantan penetren a profundidad. Utiliza una crema limpiadora para piel, úntala desde la base y esparcela de derecha a izquierda, sin tallar.
Una ducha adecuada: Olvídate del agua caliente para pelar pollos en el baño, pues contribuíras a la flacidez de los tejidos. La temperatura adecuada para la ducha es tibia, al terminar sosténlo por la parte baja con tus manos y aplica agua fría para tonificar.
Evita las estrías: El incremento de peso y el rápido adelgazamiento son causales de las rayas blancas, y realmente son un desgarramiento de la epidermis, cuando se aprecian rosas todavía hay solución, la cual consiste en untar una fórmula untuosa que mejore la actuación de la dermis frente a los estiramientos y atenúe la inflamación y coloración rosada.

Belleza, Tips