LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Cómo ponerte pestañas postizas

¡Dale fuerza a tu mirada!

28/12/2012 | Autor:
Comparte en:

sub Las pestañas postizas son el accesorio perfecto para un maquillaje de noche con impacto. sub

Le dan un toque de glamour, de vanidad y de seducción a tu maquillaje y si buscas unas muy naturales hasta se funden con las tuyas.

Checa cómo ponerlas

Delinea tus ojos con un lápiz negro para que la línea de las pestañas postizas se pierda una vez que te las hayas puesto.

Mídelas en tu ojo para ver si te quedan o si necesitas cortarlas para ajustarlas a tu tamaño.

Si ves que la base de las pestañas es muy gruesa píntala con delineador negro para que se funda con el delineado que ya te has hecho.

Si tienes buen pulso coloca una gota de pegamento en tu dedo y espárcela por la tira de las pestañas. Detén las pestaás con la otra mano para que no se lastimen. Si tu pulso no es muy bueno, apóyate de un palillo.

Asegúrate de que toda la tira tenga pegamento, especialmente de los extremos, pues si quedan espacios vacíos las pestañas se pueden levantar o quedar chuecas y no hay nada que se vea peor que unas pestañas mal pegadas.

No las coloques de inmediato, dales 30 segundos para que el pegamento se seque un poco y no se mueva.

Cuando las pegues comienza por el centro y después los extremos. Asegúrate de que queden lo más cerca posible de la línea natural de crecimiento. Acomódalas con tus dedos y después perfecciona con las pinzas de depilar o un palito.

Una vez que hayan quedado como deseas presiona la línea ligeramente unos segundos para que pegue bien.

Espera un poco y peina con el peine para pestañas para que tanto las postizas como las naturales se fundan.

Enchina y aplica rímel. Esto hará que luzcan más naturales.

Para quitártelas primero aplica desmaquillante de ojos y presiona un poco más el algodón sobre la tira de las pestañas apra que se remoje. Después tira suavemente desde la parte externa hacia la interna.

Una vez que te las hayas quitado límpialas con desmaquillante de ojos y algodón. Asegúrate de quitar los residuos de rímel y pegamento, pero hazlo con cuidado para no lastimarlas.

Remójalas en agua tibia con unas gotas de champo. Déjalas ahí 20 segundos. Después enjuágalas bajo el agua quitando los residuos que hayan quedado. Deja que se sequen naturalmente y han quedado listas para usarse nuevamente.

Lo más recomendable es que las reutilices máximo 3 veces.

Síguenos enFacebookyTwitter.
¿Ya conoces nuestroFan Page de Vivan las Curvas?
CP

Belleza, Tips