LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Aceites para un cabello hermoso

¡Repáralo!

14/04/2015 | Autor:
Comparte en:

¿Sabías que los aceites naturales son buenos para el cuidado de tu pelo?

Debido a los frecuentes lavados, tintes y el uso de secadoras, planchas y demás productos para peinarlo, el cabello puede encontrarse seco y dañado, por eso te damos unos tips para reparar el daño a largo plazo con aceites que se encuentran al alcance de tu cocina.

Aceite de Coco

De acuerdo con un estudio publicado por Journal of Cosmetic Science Diario de Ciencia Cosmética, el aceite de coco es muy efectivo para prevenir el cabello quebradizo y la pérdida de proteínas. Además, funciona como un gran acondicionador, dejando al cabello suave mientras rejuvenece a tu cuero cabelludo con su efecto humectante y antibacterial. Entre los diversos aceites que se usaron en el estudio, el aceite de coco fue el que tuvo mayor penetración por los poros del cabello.

Para aplicarlo, coloca aceite de coco en una cuchara. Algunos prefieren calentarlo y aplicarlo cuando está tibio, aunque también puedes usarlo a temperatura de ambiente. Para ello, coloca un poco en la parte superior de la cabeza y luego haz bajar el producto hasta las puntas. Procura masajear tu cabello para distribuir el producto y dejarlo trabajar durante la noche, ya sea con una gorra protectora o haciendo unas trenzas. En la mañana, lava tu cabello de manera que se quite el producto. Debes hacer este tratamiento una vez por semana.
Aceite de Argán

El aceite de argán es un tratamiento excelente para cabellos que no están muy secos pero pueden tener un poco de daño, como puntas florecidas. Unas gotas de aceite de argán en las puntas las humectará sin agregarles mucho peso. El aceite de argán puede ser utilizado antes del lavado por aquellas personas que tienen un cuero cabelludo graso, mientras que aquellos que tienen tendencia a tenerlo seco o tienen rulos, pueden aplicarle un par de gotas después de la ducha.

Si lo aplicas antes del lavado, vierte un par de gotas en las palmas de tus manos y frótalas entre sí. Aplica el aceite en las puntas de tu cabello. Deja que actúe lo más posible y luego remuévelo con champú. Haz esto cada vez que laves tu cabello para experimentar los beneficios al máximo. Si lo vas a utilizar como tratamiento posterior al lavado, coloca un par de gotas de argán en tus manos y pásalas por tu cabello húmedo.

Siguiendo estos sencillos pasos tendrás un cabello como nuevo.
AQ

Belleza, Tips