LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Shutterstock
feminismo lipstick empoderamiento a traves de la belleza

Feminismo lipstick: el empoderamiento a través de la belleza

Cuidar tu aspecto es una forma de apropiarte de tu cuerpo, reforzar tu autoestima y aumentar tu confianza

05/03/2020 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

Dentro del feminismo existen muchas corrientes de pensamiento y una de ellas es el llamado ‘lipstick’. Esta variante toma la belleza como forma de empoderamiento, pues es un camino para afianzar la autoestima y sentirnos más seguras de nosotras mismas.

El también conocido como ‘feminismo barra de labios’ es una rama del feminismo liberal de la tercera ola. Éste busca conjugar elementos tradicionales de la feminidad (como la belleza y el poder sexual) con la lucha contra la opresión patriarcal.

La primera ola del feminismo se centró en conseguir derechos básicos para la mujer, como poder votar. En la segunda ola el enfoque estaba en la igualdad social y legal de las mujeres, rechazando la apreciación de su sexualidad.

 

 

 

En este punto, las feministas se expresaron rehusándose a seguir las pautas “femeninas” impuestas por la sociedad machista y tomando características lejos de los estándares estéticos tradicionales.

Así surgió el estereotipo de la feminista con pantalones holgados, traje sastre, camisa, pelo corto, vello en piernas y axilas, cero maquillaje y que renegaba de su sexualidad. ¡Pero las feministas también usan tacones y labial!

El feminismo lipstick establece que las mujeres pueden ser feministas aún sin ignorar o negar su feminidad. En especial en lo que se refiere a su belleza y poder sexual. Éste aprecia y enaltece el cuerpo de la mujer, y aboga por nuestro derecho a lucir como se nos antoje sin que esto demerite nuestro valor como feministas ni como personas.

 

 

 

 

De hecho, las feministas lipstick ven el cuidado de la belleza como una manera de reforzar la autoestima, reconocer el valor propio y fortalecer la seguridad personal. Tomar decisiones sobre tu aspecto también es una forma de apropiarte de tu cuerpo, porque nadie externo puede dictar cómo deberías lucir.

Por tanto, ha contribuido a recuperar aspectos de la feminidad que en algún momento se consideraron denigrantes para la mujer: el maquillaje, las zapatillas, las faldas cortas o las cirugías plásticas.

Por ejemplo, una feminista lipstick no considera el arreglo personal, las sesiones de ejercicio o los arreglos estéticos como acciones para deleite del hombre ni para competir con otras mujeres. Son cosas que hace porque está construyendo una imagen que le gusta a ella, nada más.

 

 

 

 

Otro aspecto importante de esta corriente es la reapropiación de la sensualidad y sexualidad femenina. Consiste en cambiar la idea de que una mujer es sexy o tiene intimidad solo para dar placer al hombre.

En este sentido, tomar clases de pole dance, consultar material erótico o tener relaciones sexuales son herramientas de goce personal, no para satisfacer las necesidades del otro.

 

 

 

 

El feminismo lipstick también busca resignificar palabras despectivas como “p*ta”, “zorra”, “golfa” y demás, que demeritan a una mujer porque su comportamiento o aspecto van en contra de los estándares morales y estéticos patriarcales. La idea es eliminar el estigma social asociado a éstas y convertirlas en adjetivos poderosos para la causa.

 

Mira también: 15 formas de practicar la sororidad en tu día a día

Tenemos la capacidad y el derecho a elegir cómo queremos vivir nuestra feminidad. Podemos luchar contra el patriarcado en tacones, con un minivestido, maquillaje impecable, melena larga y hasta con senos postizos, ¡y eso no nos hace menos feministas!

 

 

 

 

Belleza, Tendencia

Notas relacionadas