LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock
Hip Dips: la obsesión con las caderas ‘de violín’

Hip Dips: la obsesión con las caderas ‘de violín’

Una más a la lista 

10/03/2017 | Autor: Mairem Del Río
Comparte en:

A penas comenzábamos a olvidar el tight gap (ese espacio entre los muslos que se volvió tan deseado), cuando aparece una nueva obsesión por la perfección del cuerpo femenino: hip dips.

 

Si no has escuchado mucho el término, eres una afortunada, ya que es todo un tema en Instagram. También se les conoce como #ViolinHips (caderas de violín), #HighHips (caderas altas), #ShelfHips (caderas de estante), #HipDents (abolladuras de cadera), figura de “8”, entre otros nombres.

 

El término más correcto en español sería depresión trocantérica, y se trata de las curvas hacia adentro que algunas chicas tienen justo debajo de los huesos de la cadera, en un punto entre el final de la cintura y el principio del muslo.

¿Por qué tenemos hip dips?

 

En realidad, casi todas las mujeres tenemos estas “abolladuras”, pero a unas se les nota más que a otras y es completamente normal, ya que depende de tu estructura ósea y factores genéticos, y no de la grasa acumulada en tus piernas o cadera, como piensan muchos.

 

Básicamente puedes tener hip dips sólo por haber nacido con un esqueleto. Incluso los hombres lo tienen, pero se nota más en las mujeres porque usualmente tenemos caderas más anchas.

 

Las “caderas de violín” se producen porque el fémur se adhiere al acetábulo, que se compone de los 3 huesos de la cadera: pubis, isquion e ilion. La forma de “8” es resultado de tener caderas altas. Por ejemplo, si tu pelvis es muy alta y tu cadera ancha, es más probable que tengas hip dips.

¿Se pueden eliminar la “cadera de violín”?

 

A muchas chicas les molesta tener hip dips porque no pueden lucir leggins o vestidos ajustados como otras chicas con cadera más redonda. Prueban de todo para modificar su silueta, pero no hay mucho qué hacer porque depende de factores que no están del todo en tus manos.

 

Si en verdad te molesta mucho, hay formas de hacerlo menos evidente. Por ejemplo, haciendo ejercicios para tonificar piernas, cadera y muslos, eliminando la grasa de las “chaparreras” o bajando los rollitos que se forman entre la cintura y la cadera, esos que se botan cuando usas jeans muy ajustados. 

También puedes fortalecer los músculos de la zona. Aunque no hay ningún músculo localizado directamente en la depresión trocantérica, es posible aumentar los músculos de los costados hasta rellenar el hueco.

Muchas chicas optan por usar pantis con relleno en la cadera para verse bien en ropa ajustada, mientras que otras acuden al cirujano para rellenar la zona y lucir una silueta más redonda.

 

 

Recuerda que los cuerpos vienen en todos los tamaños y formas, algunas mujeres tienen suaves curvas continuas mientras que otras tienen más pliegues. No te sientas mal por tener hip dips, piensa que hasta las chicas más fit del mundo pueden tener esta forma y eso no te hace un fenómeno, sólo es parte de tu belleza natural. 

Belleza

Notas relacionadas