LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

Rasgos de la codependencia, chécalos

¡Podrías tenerla!

13/01/2016 | Autor: @Revista20s
Comparte en:
Tener una relación basada en la codependencia es una experiencia muy fuerte y traumática para quien la vive. 
 
En estos casos, el amor es adicción y no se puede estar sin la pareja que provoca esta sensación, ya que genera angustia, miedo y desolación. ¡Es un enganche emocional tremendo!
 
Estos son los rasgos típicos de la codependencia:
 
-No hay límites. No los pones ni los exiges. Todo lo perdonas con tal de que no te abandonen o para evitar sentir angustia. No soportas la idea de que él se vaya de tu lado. 
 
-Te alejas de tus amigos. Tu celular ya no suena, no tienes notificaciones nuevas en Facebook ni mensajes en tu inbox; sólo sales cuando es con tu pareja y prefieres evitar fiestas o cualquier otro tipo de eventos en los que te puedas encontrar a mucha gente. Esta es una señal muy característica  de la codependencia, pues olvidas a las demás personas por completo, sobre todo a las que te han expresado su inquietud por lo obsesivo de tu relación. 
 
-No puedes vivir sin él. ¡Literal! Sin tu hombre, te mueres. Se te caería el mundo si faltara. Te has planteado en la mente miles de veces lo que sucedería si te dejara, y la respuesta no es satisfactoria. 
 

 

 
 
-Depresiones constantes. Caer en la tristeza es tan fácil como encender un cerillo. Tiene que ver mucho con la dependencia emocional. Si tu galán está ausente o distraído, inmediatamente lo asocias con algo de tu persona ¡y sufres! No puedes estar tan concentrada en él todo el tiempo.
 
-Celos irracionales. Lo último que te falta es sentir inseguridad hasta cuando está su mamá presente. Todo el tiempo tienes ideas que están desconectadas de la realidad. Si tu novio tiene amigas, ¡es el Apocalipsis! Crees que con todas quiere o que el mundo conspira contra ti. 

 

 
 
Vivir en una relación así es muy desgastante para ti y para tu pareja. Si te identificas con estos puntos, busca ayuda de un profesional. ¡Depende de ti cambiar! Ojo: También tu compañero puede presentar estos rasgos. 
 
LD
Amor, Pareja

Notas relacionadas