LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

iStock

Etapas del enamoramiento

Te explicamos cuáles son

19/11/2015 | Autor: Paola Ortiz
Comparte en:
El enamoramiento es uno de los sentimientos más maravillosos que pueden existir. Y por suerte, todos en algún momento lo experimentamos, independientemente de que sea correspondido o no. 
 

 

 
En vista del fracaso para explicar el amor con reglas y teorías, alguien decidió no comprenderlo y sólo enunciar sus fases, porque aunque no sepamos el momento exacto en que cruzamos la línea que las divide, no podemos negar que existen.
 

 

 
Estas son las 3 etapas del enamoramiento:
 
1. Amor a primera vista
No es cuando, literalmente, ves a la otra persona por primera vez, puede que incluso lleven tiempo de conocerse. Es más bien cuando la miras por primera vez de una forma diferente. De pronto, sin saber el porqué, todo te atrae. Es la primera fascinación que se siente hacia el otro individuo. Sientes mariposas en el estómago y te conformas con ver aunque sea de lejos a la persona amada.
 
Esta comienza basándose meramente en lo físico. 
 

 

 
2. Enganchada
Esta es probablemente la más intensa del enamoramiento. No dejas de pensar en la otra persona. Te preocupa saber qué hace, qué piensa de ti, con quién está… te encantaría saber todo de él y compartir el mayor tiempo juntos. Cuando se acerca tu corazón se acelera, a veces hasta te sudan las manos y es cuando experimentas el típico “Quiero estar con él, pero no me lo quiero encontrar.”
 
Comienzan los conflictos internos entre nuestras emociones positivas y negativas. 
 

 

 
3. Compromiso
Aunque la fase anterior es de las que más disfrutamos –eventualmente aprendemos a lidiar con nuestros sentimientos contradictorios y opuestos entre sí-, no puede durar toda la vida. Ha pasado tiempo desde que conoces a la otra persona, ahora eres un poco más consciente no sólo de sus cualidades, sino también de sus defectos y así la aceptas. 
 
No todo el mundo toma de buena manera esta etapa, ya que en algún punto se vuelve un poco rutinaria y común, pero es justo cuando se supera esta rutina y se sigue queriendo  al otro cuando te puedes dar cuenta de que ese enamoramiento se ha convertido en amor puro y real. 
 

 

 
Esta se caracteriza porque se aprecia más el interior de la persona. 
 
Cuéntanos, ¿en qué etapa del enamoramiento te encuentras?
 

Notas relacionadas