LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Istock
Cómo evitar que te rompan el corazón en una relación lésbica

Cómo evitar que te rompan el corazón en una relación lésbica

Si ya te cansaste de que las chicas te rompan el corazón...

19/04/2017 | Autor: Mairem del Río
Comparte en:

Las relaciones amorosas siempre son complejas, sin importar tu orientación sexual, pero el factor gay le agrega otras complicaciones para las que a veces no estamos preparadas. Si ya te cansaste de que las chicas te rompan el corazón, aquí van algunos tips para evitarlo en el futuro.

1. No esperes más de lo que te pueden dar

Antes de entregarle tu corazón a la chica que te hace ojitos, debes saber qué es lo que busca, ya que no es lo mismo una lesbiana aceptada y declarada, que una chica bisexual, bicuriosa o heteroflexible. Si te enredas con cualquiera de las dos últimas debes estar mentalizada a que quizá sólo seas un experimento o la persona que llegó en una etapa confusa de su vida. Tal vez sólo te utilice para reafirmar su preferencia por los hombres. Debes decidir si estás dispuesta a ser alguien “para pasar el rato”, porque si quieres algo más, hay riesgo de que no lo consigas.

2. No te hagas ilusiones con chicas confundidas

Lo mejor es salir con chicas que saben qué les gusta y qué no, a menos que te encante ser esa “experiencia única e inolvidable” de una o dos noches. Al menos con una chica lesbiana o bisexual ya sabes a qué atenerte, si te deja es porque tú no le gustas y no te va a sorprender con una frase como: “Gracias, la pasé muy bien, me ayudaste a saber que solo me gustan los hombres”.

3. Detecta las señales

Si ella evita que las vean juntas en público, no te presenta a sus amigos, solo te contesta el teléfono cuando está a solas, sientes que te esconde y en sus redes sociales parece que sigue saliendo con chicos, algo anda mal. O no ha salido del clóset o no quiere comprometer su vida social por una aventura lésbica. Intenta mantener la distancia emocional hasta que compruebes que su relación va en serio.

Por supuesto, no todas las chicas son iguales, puedes encontrar amor y respeto en las personas menos esperadas, pero es una guía para ir mejor armada a la guerra. Cuando inicias un romance, en el fondo tú ya sabes para dónde va, sólo tienes que aceptarlo y decidir si puedes lidiar con las consecuencias.

 

Amor, Pareja

Notas relacionadas