LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Universal
5 tips para no convertirte en la mamá de tu galán

5 tips para no convertirte en la mamá de tu galán

¡No es tu hijo!

06/06/2016 | Autor: Mara Araujo
Comparte en:

¡Ellos no quieren una madre, ya tienen una! Quieren una novia que los entienda, los ame, los acompañe en todos sus éxitos y los impulse a crecer, no la mamá que les cuide sus horarios, les ponga el suéter antes de salir a trabajar y disculpe sus travesuras. 

Antes que desarrolles el Complejo de Wendy, sí la campanita de Peter Pan quien siempre cuida excesivamente de los demás, principalmente de su pareja, checa lo que no debes de hacer y no te coviertas en la 'mamita' de ellos:

1. No tienes que aprobar a sus amigos. Los amigos de tu galán son eso: ¡amigos de él, NO tuyos! Si te cae mal alguno de ellos, es muy simple, ¡evítalo! Y ni se te ocurra intentar prohibirle verlos porque entonces tendrás problemas serios. 

2. Olvídate del suéter. Él ya está suficientemente grandecito para saber qué ropa usar, y si quiere salir sin ropa no serás tú quien se lo prohiba. 

3. No determines sus tiempos. Antes de conocerte tu chico ya tenía otra vida, la cual irá adaptando a su relación ¡no te preocupes!, pero déjalo que sea él quien coordine su tiempo y espacio. 

 

4. Sé una mujer segura, no controladora. A todo hombre le gusta que su chica sea segura y autosuficiente, alguien con quien sepa perfectamente lo que quiere y cuándo lo quiere; pero esto no significa que también tengas que saber lo que él quiere, y mucho menos regañarlo o darle un sermón que él va a odiar. 

5. Déjalo ser el hombre de la relación. Es muy bueno que ambos tengan las mismas responsabilidades y paguen las cuentas - si así acordaron antes de estar juntos -, o que lo guíes para que él sepa lo que te gusta en la cama, pero nunca, NUNCA lo hagas sentir como si él no pudiera o no supiera nada. 

Ya sabes, no debes ser la mamá de tu hombre sólo no lo descuides, uno que otro cariño también es bueno. 

Amor, Pareja, Otros

Notas relacionadas