LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Transforma la amistad en amor

Son amigos pero últimamente te has dado cuenta de que te sientes atraída por él.

10/01/2014 | Autor:
Comparte en:

Quizás incluso ya sentías algo cuando lo conociste pero habían tomado un camino más de amistad que de amor.




Si quieres cambiar eso, ¡te explicamos los pasos a seguir!

Toma nota
Asegúrate de tus sentimientos. Es fácil confundir el cariño que sientes por un amigo con algo más. Muchas veces esas dudas aparecen cuando el amigo encuentra pareja, surgen esos 'celillos' y nos preguntamos si es que sentimos algo más profundo. Reflexiona si es un sentimiento real o un capricho porque tratar de convertir la amistad en romance cambiará su relación para siempre.

Cambia las cosas que hacen juntos. Desmárcate del resto de sus amigos buscando planes más acordes a sus intereses comunes. Por ejemplo, si a los dos les encanta el teatro pero siempre se van a bares, cambia el plan para el próximo fin de semana proponiendo una salida a ver alguna representación. Haz que se dé cuenta de todas las cosas que tienen en común.

Intenta verle a solas. Busca la forma de que pasen más tiempo a solas. Si te da vergüenza pedirle directamente que queden un día los dos, busca excusas para provocar esa situación; queda con él media hora antes que con el resto del grupo, pídele ayuda para comprar un regalo, arreglar tu ordenador o solucionar un tema del trabajo o los estudios.

Actúa de forma diferente. Sabes que no te comportas igual con un amigo que con alguien a quién intentas seducir, así que elimina todos esos comportamientos de amigo como por ejemplo los apodos o referencias de tipo "wey”, llámale por su nombre, parece un detalle sin importancia pero puede hacer que él también te vea de forma distinta.

Comparte intimidades. El paso de amistad a amor implica una mayor profundidad en la relación. Si ahora mismo son amigos pero no llegan a contarse cosas demasiado personales es hora de que sepa que puede confiar en ti. Esto te llevará tiempo pero consiste en ir contándole pequeños "secretos” para que él también vaya abriéndose creando una relación especial e intima entre ustedes.

Mantén el contacto visual. Procura mirar siempre a los ojos, sobre todo cuando estén hablando lo que creará una atmosfera más intima y sentirá que realmente te importa esa conversación, cosa que siempre es agradable y lo agradable se quiere repetir. Cuando estén lejos también busca su mirada de vez en cuando y sonríe. ¿Te atreves?

Viste para seducir. Con los amigos a veces nos despreocupamos y no prestamos tanta atención a nuestro aspecto. Si eso ya te ha ocurrido con este amigo especial cambia el chip y vuelve a vestirte para seducir. Siempre que sepas que vas a verle cuida tu aspecto igual que si fueras a una cita. ¡Haz que se fije en ti!

No te cierres a otras posibilidades. No te obsesiones en conseguir este objetivo, sigue conociendo gente y no cierres puertas a nuevas relaciones. Esto también es un consejo de seducción porque es posible que tu amigo también se dé cuenta de que siente algo más cuando vea que tiene competencia. Un poco de sana competición no es nada malo, ¿no?

Sé paciente. No esperes resultados inmediatos, es posible que esa persona te tenga ya categorizada en la sección de amigos y sea algo trabajoso que te cambie de categoría. Se puede por supuesto, pero puede requerir una labor más o menos larga. Sé positiva y ten en cuenta que tienes mucho ganado; se caen bien, tienen cosas en común y confianza.

Aumenta el contacto físico. Es algo bastante lógico pero hay que tratarlo con delicadeza. Si su contacto físico actualmente se acerca a cero, no te pongas a abrazar y besar porque puedes agobiar. Empieza tocando su brazo despreocupadamente, por ejemplo. Si ya son bastante cariñosos sube un nivel saludándole con un abrazo o aumentando la frecuencia del contacto.

Pon las cartas sobre la mesa. Llegará un momento en el que tendrás que tomar la decisión de dejar las cosas claras. No le ves como un amigo y no quieres conformarte, así que por el bien de tu salud mental, porque el "no” ya lo tienes, y porque puede ser el principio de una historia maravillosa, recomendamos encarecidamente que se lo digas.

¿Te gusta uno de tus amigos?

Con información de Yahoo

OF

Amor, Otros