LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Tips para conquistar a un compañero del trabajo

Pasamos mucho tiempo en al oficina, ¿por qué no aprovecharla?

20/01/2014 | Autor:
Comparte en:

Así como para el amor no hay edad, tampoco hay lugar de encuentro. Cualquier espacio es bueno para hallar a esa persona con quien quieres estar. Sólo ponte a pensar: ¿cuál es el lugar donde más tiempo pasas? Si contestaste: el trabajo. No lo veas como una limitante, ¡al contrario!

El lugar donde laboras es ideal para ligar. Una de cada dos personas se ha visto involucrada amorosamente con un compañero de trabajo y si aún no te ha pasado y quieres que pase porque en la mira tienes a ese compañero que te gusta, te presentamos unos tips para que esa conquista sea una batalla ganada.

Toma nota
Inicia haciéndote notar, pero no exageres en lo que hagas, sé lo más natural que puedas y empieza a intercambiar miradas y sonrisas. Cuando exista la posibilidad, inicia una sencilla conversación.

¡Saca tu sentido del humor! Recuerda que es una buena idea para romper el hielo y comenzar lo que podría ser un romance de novela, con mucha frescura.

Utiliza los halagos, son una buena forma de dar a entender que tu interés va mucho más allá de lo laboral; sólo cuida que sean piropos moderados, con los que dejes pensando a la otra parte, sin caer en la obviedad ni en lo vulgar o que sean completamente directos.

Mantén siempre el control. Por más que te guste la persona y lo nervioso que te ponga, busca siempre estar equilibrado y sin demostrar ansiedad. Recuerda que si dejas a la persona "queriendo más", te buscará más y más.

Préstale atención y hazte notar, dando algún detalle como un café, unas galletas... Algo sencillo, pero que marque que tu interés es especial.

Para ligar, tienes que conocer, así que es importante que tengas interés por todo lo que te cuenta, para que en ti, encuentre a alguien agradable con quien compartir, más que un compañero de trabajo.

Siempre recuerda: ¡no des todo de golpe! En algún momento marca distancia, para que demuestres que no siempre estás disponible. Así que haz notar tu ausencia. Cuando la persona te busques, sugiere una salida informal, como si fuera algo que se te ocurriera de momento; haz que sea una sorpresa.

Una vez que esa persona aceptó salir contigo, ten la seguridad para verte muy natural, tal vez cediendo un poco a mostrar esas facetas que en la oficina no se pueden ver y comienza a... Seducir. ¡Es el momento!

Evita hablar del trabajo, es momento de dejar esas cosas de lado y practicar cada uno de los consejos que ya te dimos: haz halagos -tal vez aquí ya pueden ser un poco más directos-, mantén siempre el contacto visual, habla sobre tus gustos y pregúntale a esa persona los suyos, intenta tocarlo -acariciar su mano, por ejemplo; nada extremo-, busca complicidad en la charla y esfuérzate porque se te haga. Lo demás, te toca a ti.

¿Haz ligado con alguien de la oficina?

Con información de De10

OF

Amor, Otros