LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Tipo relación que debes evitar

¿Cansada de besar sapos? ¡Sigue nuestros tips!

29/11/2013 | Autor:
Comparte en:

Si tu relación te hace sentir cansada y estresada en lugar de hacerte sentir feliz y emocionada, tienes mucho que pensar.

Por Beatriz Castillo

Encontrarse atrapada en una relación tóxica y dañina, es más sencillo de lo que crees. Puede que estés en una de ellas, ¡y ni siquiera te has dado cuenta! Además, este tipo de relaciones viene en varios colores y sabores.

Una relación mala o tóxica es cualquier relación que te hace daño como persona. Es el tipo de relaciones que hace que te conviertas en una persona que no quieres ser. Estas relaciones te roban la energía y te llenan de sentimientos contra los que intentas pelear, pero simplemente no te es posible.

Lo peor del caso, es que es bastante difícil reconocer y sobre todo, admitir que estás en una mala relación. El problema es que si no la identificas desde temprano, en el futuro se volverá cada vez peor.

Estar en una mala relación no siempre significa que tu pareja sea una mala persona, sino que sencillamente no son tan compatibles como creían serlo al principio.

Alertas
Controlador: Si él quiere opinar u obligarte a actuar como él quiera, en lugar de escuchar lo que tienes que decir o intentar comprender tu punto de vista y tus decisiones, está intentando controlar tu vida. Tus decisiones no deberían pasar por nadie para ser aprobadas, por más que estés en una relación. Hablar con él es importante, pero si la comunicación no es a dos vías, no van a allegar a nada.

Celoso: La verdad es que sentir celos a veces es inevitable. ¡Incluso podría ser una señal de que en realidad te quiere! Pero sólo con moderación. Si el hecho de que tengas amigos del sexo opuesto lo saca de quicio y sus constantes celos han afectado tu vida personal y tus relaciones amistosas, ¿por qué sigues con él?

Negativo: Si él se esmera por encontrarle el lado malo a absolutamente cualquier cosa que le suceda, en realidad no debería estar en una relación. Obvio si le está yendo mal, puedes ayudarlo a superar sus problemas, pero no necesitas estar con alguien que cree un aura de negatividad alrededor de tu vida.

Condescendiente: El famoso "te lo dije" puede volverse desesperante después de un par de veces y en realidad, no necesitas que alguien te lo esté recordando en todo momento. Una relación no se trata de "regañar" a la otra persona cuando haga algo malo, sino de que juntos aprendan de sus errores y logren salir adelante.

Mentiroso: Lo peor de tener una pareja mentirosa, es que no puedes evitar sentirte insegura todo el tiempo, lo cual te hará sentir frustrada la mayor parte de las veces. A nadie le gusta sentirse paranoica porque no sabe si su pareja esté diciendo la verdad o esté mintiendo de nueva cuenta, así que si tu pareja suele mentir, tal vez lo mejor sea decirle adiós.

Infiel: A estas alturas, ya debería ser obvio que una infidelidad debería ser motivo de terminar una relación, pero aún así hay muchas chicas que siguen saliendo con este tipo de patanes y perdonándolos una y mil veces.

Si no te respeta, no te merece. Punto.

Amor, Otros