LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Señales de que tu novio es un patán

No todo lo que brilla es oro...

09/05/2014 | Autor:
Comparte en:

No es tan fácil darse cuenta si estás con alguien que no te valora, ya que el amor puede llegar a cegarnos. Pero hoy te vamos a contar las actitudes que podrían convertirlo en todo un patán. ¡Mucho cuidado!

Por Diego Robles

¿Alguna vez has salido con un patán? ¡Seguro sí! Yo sé que encontrarlos es mucho más fácil de lo que parece y es como si hubiera uno de ellos en cualquier antro, bar o grupo social.

Después de estar con un patán, es sencillo darte cuenta de que no te convenía, pero todo sería más fácil si pudieras darte cuenta de lo que estás haciendo antes de tener que salir con él. ¡Y para eso estoy aquí! Voy a contarte todo lo que debes saber para darte cuenta de aquello que tal vez ignores por el momento. ¿Quieres saber si tu novio es un verdadero patán? ¡Llegaste al lugar indicado!

Señales
Ve su teléfono más de lo que te ve a ti. Obviamente vivimos en un mundo tecnológico e interconectado, pero pasar todo el día revisando su teléfono, no sólo es molesto, es maleducado. Es una manera de decir que tu compañía no es su prioridad y que nada puede esperar ni un segundo más... pero tú sí.

Otras mujeres. La verdad es que no tiene nada de malo apreciar la belleza ajena. Seguro si ves un chico guapo en la calle cuando vas con tu novio, volteas a verlo unos segundos. ¡Y está bien! El problema es que algunos hombres no tienen vergüenza y se convierten en zombies cuando ven a otra mujer por la calle. Es natural voltear a ver a alguien a quien consideramos atractiva; pero no es justo que lo haga de manera insultante para ti.

Eres su novia de after. Si para él sólo existes después de las 12am, es una muy grave señal de alerta. Si acostumbra marcarte o mensajearte en la madrugada, la verdad es que no te conviene y es un patán. Una relación no debería tener horarios y mucho menos en la madrugada, así que busca a alguien que valore tu tiempo.

En lo sexual. Si no le importan tus necesidades, te presiona a hacer cosas que no quieres, no le gusta usar condón, desaparece después del acto, hace comentarios negativos sobre tu cuerpo y muchas más, no hay nada más que decir. ¡Es un patán!

¿Estás dispuesta a seguir en esa relación?

Amor, Otros