LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Que tu relación no colapse

Te damos unos consejos para que la salves.

07/11/2012 | Autor:
Comparte en:

sub Si tu relación sentimental no va del todo bien y sientes que llegará a su fin, ¡aguarda! no todo está perdido. Acá te damos algunas soluciones para que de la enemistad pasen directo a la intimidad. sub

DIAGNÓSTICO 1
"Hace mucho que él no me escucha”
Estás fastidiada porque cuando van al cine lo único que hace es meterse palomitas a la boca mientras están viendo la película, y seguro tú quisieras que te plantara unos deliciosos besos. ¿Sientes que tu relación está a punto de experimentar un paro cardíaco porque la última vez que hicieron el amor tú quisiste contarle lo que pasa en tu vida y no te peló? Eso quiere decir que sus oídos necesitan a un buen especialista.

RECETA: Directo con el otorrinolaringólogo: La alternativa es que al menos una vez por semana platiques con él de tu vida, sea trabajo, familia, amigos y por supuesto de cómo sientes la relación con él, y ahí es donde debes contarle que no te gusta el hecho de que no se interese por ti. La idea es que lo comprenda luego de algunos intentos, pero si te das cuenta de que no le importan tus reclamos, entonces debes considerar la posibilidad de estar con alguien a quien no necesites pedirle que te escuche. Cuando hables con él, procura que no haya distracciones como la televisión, el celular o hasta el tráfico. Debes elegir un lugar tranquilo para plantearle tu malestar y esperar a que reaccione positivamente al tratamiento. Si le das a tomar unas Cápsulas de Interés 3 veces al día, el problema desaparecerá.

DIAGNÓSTICO 2
"Cada vez que nos vemos, discutimos y ya no lo aguanto”
Un síntoma grave que indica que pueden sufrir artritis crónica y su relación podría dejar de caminar. A los veintitantos, los problemas con tu pareja pueden ser por su familia, sus amigos o amigas, por dinero, en fin, ante cualquier circunstancia debes preguntarte si más bien necesitan discutir para sentirse bien. Se supone que son pareja porque se quieren y pelear significa un desperdicio, sobre todo si se ven poco durante la semana. ¿Vale la pena que discutan o lo hacen porque les hace falta algo? A veces las parejas se acostumbran a pelear, pero porque ya entraron en un círculo vicioso, en una relación destructiva y hay gente que no se ha dado cuenta ¿eres una de ellas?

RECETA: Fomentos de agua fría en la cabeza: ¡Exacto! Necesitan relajarse y no discutir por cualquier tontería que no valga la pena. Disfruta su compañía en lugar de echarle en cara que la mosca vuela. Si la situación es al revés y él grita cada vez que deciden qué película irán a ver, pídele que no siga con esas actitudes, o tu corazón no latirá más por él. Por cierto, aunque estén muy enojados, se prohíben los gritos o los golpes, porque así no funciona el tratamiento. Escuchen sus opiniones y no quieran tener siempre la razón. Por cierto, ¿te has fijado exactamente qué es lo que los hace enojar? Tal vez sea por cualquier tontería, y estás en tu relación por costumbre y no porque sientas amor verdadero hacia él o viceversa. Reflexiona e incluso piensa en la posibilidad de que acudan con un terapeuta de pareja. Incluso no les caería nada mal unas semanas de reposo absoluto; en ese tiempo de no verse, toma la temperatura de tu relación y pregúntate en soledad si es amor o la costumbre ya los rebasó.

DIAGNÓSTICO 3
"Siempre que queda de llamarme no lo hace”
¡Ash! quedó de llamarte el viernes en la noche y te quedaste esperando horas junto al teléfono mudo; claro, como estabas esperando a que tu príncipe azul te llamara no hiciste cita con tus amigas, ni con tus cuates, y no saliste ni disfrutaste ese día. Pero como él se disculpó, le ofreciste una cena de reconciliación el sábado en tu casa, pero ¡oh, sorpresa! Te habló a las 10:30 para decirte que tenía mucho trabajo y que si le dabas un rato porque iba a dejar a un amigo a su casa. Pero qué cínico, ¿no?

RECETA: Éste sí que es un caso grave porque quizá ya perdió el interés en ti y entonces requiere de una cirugía a corazón abierto. Esos "olvidos” ya no se curan con cualquier inyección, por eso hay que tomar decisiones radicales. Ponle un ultimátum, déjale muy claro que una relación así no funciona y que tu corazón cada vez tiene que hacer más esfuerzos para aguantar sus desplantes. ¿Pregúntale directamente por qué ha perdido el interés? No dejes que se evada y cércalo hasta que te responda. Si en verdad le interesa la relación, te llamará y llegará a tu casa cuando quede de hacerlo, o ¿ya no te acuerdas de cómo era su relación al principio? Mientras tanto, te podemos recetar unas Gotitas de Memoria y unas Píldoras de Atención, pero si no ves resultados en una semana, de una vez te damos la fecha de la operación.

Síguenos enFacebookyTwitter.
¿Ya conoces nuestroFan Page de Vivan las Curvas?
CP

Amor, Otros