LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

No exageres en tus expectativas de pareja

Ser realista es la mejor manera de encontrar a la persona ideal.

06/02/2014 | Autor:
Comparte en:

Sabido es que cuando alguien se frustra es porque sus expectativas suelen ser demasiado elevadas. Es bueno tener ilusiones porque ellas son el motor de los sueños, pero hacer que las expectativas sean realistas es signo de equilibrio.

Por Valeria Schapira, experta en relaciones para Match.com

Cuando de buscar pareja se trata, ponerse a pensar en qué se quiere, qué se busca y qué es lo puede encontrarse es fundamental. En esta búsqueda, es importante que tengas cuenta algunas cosas.

Ten en cuenta
Plantéate qué tipo de persona estás buscando, con qué características físicas y, por sobre todas las cosas, con qué personalidad.

Anota todos los rasgos que deseas encontrar así tienes bien en claro tus objetivos.

Siempre habla con honestidad ya que es la única forma de comenzar un vínculo sano. Sé precisa acerca de tu profesión o trabajo, edad, etcétera. No falsees los datos mediante los que te presentas. Ser honesta es la única vía para forjar una relación con futuro. De nada sirve que publiques una foto de hace 10 años, por ejemplo. La mentira tiene patas cortas.

Piensa en qué estás en condiciones de ofrecerle a una eventual pareja para poder construir una relación en base a cimientos realistas. Si trabajas muchas horas, por ejemplo, es importante que se lo aclares a quien estás conociendo para que luego la relación no decaiga por falta de tiempo o dedicación.

No pidas al otro lo que no estás en condiciones de dar.

No generes falsas expectativas. No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hagan.

Disfruta del proceso de búsqueda, puede ser muy divertido y útil para tu autoconocimiento. En tu propia evaluación personal para presentarte ante otros y en tu propia interacción con los demás seguramente aprendarás a conocerte más a ti misma.

Y recuerda: para encontrar una pareja hay que tener paciencia y perseverancia en la búsqueda, y sobre todo, buena onda.

Amor, Otros