LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Lo que quisiéramos que ellos supieran sobre sexo

¿Quieres disfrutar aún más con tu galán? ¡Pásale este artículo!

10/03/2014 | Autor:
Comparte en:

Hacer el amor debería ser algo natural y sin ninguna complicación, ¡pero tampoco es cualquier cosa! No es tan fácil comprender qué es lo que nos hace vibrar bajo las sábanas, pero por algo se empieza.

Por Beatriz Castillo

Cuando los hombres se reúnen, prácticamente lo único que hacen es hablar de sexo. En una reunión masculina abundan las anécdotas divertidas, grandes logros, comentarios con doble sentido... y un par de comentarios poco realistas sobre el tamaño de su miembro.

¿Pero qué pasa cuando una chica se une a la conversación? A menos de que se lleve increíble con ellos y la vean como "un amigo más", generalmente bajan el tono de la plática. ¿Por qué si hablan tanto de sexo entre ellos, no quieren hacerlo con nosotras? ¡Deberían preguntarnos qué es lo que más nos gusta!

Obviamente nosotras conocemos nuestras preferencias y sabemos lo que nos funciona, así que podríamos darles un par de tips para mejorar su desempeño. Si en lugar de preocuparse por tener una plática de "machos", pudiéramos hablar abiertamente con ellos sobre sexo, lo más seguro es que aprenderían todos los trucos que necesitan saber para hacerte gritar de pasión.

Lo que deberían saber
El sexo no es todo. Los chicos se la pasan hablando de quién duró más en la cama, quién tiene el pene más grande y sus técnicas "mágicas" para dar placer oral a una mujer, pero la verdad es que eso no es todo lo que buscamos. Definitivamente se agradece la duración en la cama, el tamaño del miembro, las habilidades orales y mucho más, pero tampoco es para tanto.

Poner más atención. Algo que muy pocos hombres hacen en la cama es poner atención. A final de cuentas es entendible, ya que tienen mucho en mente. ¿El condón sigue en su lugar? ¿Ya duró lo suficiente? ¿Ella ya llegó al orgasmo? Tal vez sería mejor que pusieran un poco más de atención en las señales de tu cuerpo para saber qué es lo que te está funcionando y qué deberían dejar de hacer. ¡No es tan difícil!

No todas somos iguales. Lo que a ti te funciona, tal vez a alguien más ni siquiera le haga cosquillas. El problema es que los hombres piensan que como a su ex le gustaba que hiciera cierta cosa, tú reaccionarás de la misma manera, ¡pero no es así!

Intimidad. Los hombres están obsesionados con el sexo y pareciera que en cualquier momento están listos para hacerlo, pero con nosotras no funciona así. Por más que en ocasiones el sexo deba ser salvaje, divertido y un poco alocado, también es importante crear una conexión con nuestra pareja.

Sexo y amor. Nosotras sabemos que sexo y amor no son lo mismo, pero pareciera que ellos no piensan igual. Mientras que tener sexo increíble podría darle bastantes puntos, hacer el amor como nadie lo convertirá en un prospecto mucho más atractivo en todos los sentidos.

El foreplay. Está bien que ellos estén listos para la acción en todo momento, pero nosotras necesitamos calentar los motores para empezar una noche de pasión. Si él no se toma la molestia de prepararte para lo siguiente, además de que demuestra inmadurez de su parte, no disfrutarás tanto porque no estarás suficientemente lubricada y excitada.

La mente. Si él no está dispuesto a hacerle el amor a tu mente en lugar de solamente a tu cuerpo, significa que no es el dios sexual del que se la pasa hablando con sus amigos. Todo empieza desde la mirada, las palabras, el roce de la piel y mucho más. ¡El sexo es la culminación de todo lo anterior!

El clítoris. El clítoris es el tesoro perdido que todos los hombres deberían esmerarse por encontrar. Si él no conoce el camino o no le importa darle la atención requerida, ¿para qué molestarse?

¿Qué más te gustaría que supiera?

Amor, Otros