LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Lo que pensamos después de una ruptura

Nos sentimos tan vulnerables que nos obligamos a mentirnos a nosotras mismas.

27/01/2014 | Autor:
Comparte en:

Obviamente es muy difícil terminar una relación, pero eso no significa que debas dejar que tus sentimientos se apoderen de tu juicio.

Por Beatriz Castillo

No importa si fuiste tú quien cortó con él o si fue él quien tomó la decisión; el final de una relación puede hacerte sentir muy confundida. Por eso nos decimos mentiras cuando cortamos con alguien.

Buscamos el lado bueno a algo que estuvo lleno de lados malos e intentamos convencernos de que todo podría cambiar si lo volvemos a intentar. Si no funcionó una vez, es bastante probable que falle de nuevo. ¡Deja de mentirte a ti misma y cambia tu punto de vista hoy mismo!

Qué vas a pensar
"Podemos arreglarlo". Ésta es la peor mentira que puedes decirte porque te lleva a sobreanalizar cada momento de tu relación. La verdad es que las rupturas suceden por una razón. Entre más tiempo te aferres a algo que ya no existe, el sufrimiento será peor. Si la situación no estuviera rota, no tendrías que convencerte de que puede arreglarse.

"No estábamos tan mal". Claro que después de cortar vas a empezar a extrañarlo e incluso podrías intentar ver las cosas de manera distinta a como eran en realidad, pero tu mente está jugando contigo. ¡Pero no puedes dejarte vencer por la nostalgia! Es normal enfocarse sólo en lo bueno después de terminar una relación, pero tienes que recordar que si no hubiera cosas malas, seguirían juntos.

"Las relaciones requieren de mucho trabajo". Dicen que si amas tu empleo, jamás trabajarás un sólo día de tu vida. Ahora lleva eso a las relaciones. ¡Sucede lo mismo! Obviamente necesitas esforzarte, pero eso no significa que las cosas deban pasar a la fuerza. Si no trabajaste por tu relación, probablemente haya sido porque tu instinto no te lo permitía, ya que sabía que estarías mejor sin él.

"Hubiera esperado un poco más". Si cortar con él es algo que ya habías estado planeando durante algún tiempo, siempre encontrarás la manera de posponerlo. Existen responsabilidades, fechas importantes o incluso eventos y reuniones que pueden impedirte salir de una mala relación. El problema es que antes de lo que te imaginas, ¡ya es Navidad otra vez! Entre más rápido lo hagas, menos tiempo tardará en sanar la herida.

"Voy a terminar sola". Quedarte con la persona equivocada por miedo a terminar sola significa que tienes muchísimos miedos e inseguridades. Si aprendes a amarte a ti misma, jamás estarás sola y te será mucho más fácil atraer al chico ideal. Las personas negativas atraen cosas negativas, pero las personas positivas atren todo lo bueno a sus vidas. ¡Todo es cuestión de perspectiva!

Y tú, ¿en qué piensas cuando terminas con tu novio?

Amor, Otros