LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Lo que extrañamos de estar solteras cuando estamos en una relación

Pasamos tanto tiempo buscando el amor que cuando llega, nos aburrimos fácilmente.

03/01/2014 | Autor:
Comparte en:

Estar en una relación también tiene su lado malo: ¡Ya no tienes tiempo para ti misma! De pronto, todas tus actividades son en pareja y comienzas a extrañar la soltería.

Por Beatriz Castillo

Conociste o te presentaron un chico y después de mandarse mensajes decidieron ir por un café. Todo salió bien y comenzaron a salir. Después de unas semanas, empezaron a andar y ahora estás en una relación increíble. ¡Es justo lo que habías estado buscando!

Pero, por más que tu vida amorosa vaya de maravilla, es muy común encontrarnos extrañando nuestro estilo de vida anterior. La libertad, la incertitumbre, la diversión y la "locura" son sólo unas cuantas cosas que puedes extrañar de la soltería.

Y esto no significa que prefieras estar sola que tener una pareja. Simplemente son dos mundos distintos y, después de pasar tanto tiempo viviendo sin alguien que te acompañe, es natural extrañar los buenos tiempos.

La buena noticia es que puedes hacer un esfuerzo por recuperar la independencia mientras sigues en una relación. Obvio no te estamos diciendo que intentes conseguir el número de todos los galanes del antro, sino que te esfuerces en mantener tu individualidad aun cuando estás con alguien. Esto no solo te beneficiará a ti; también le ayudará a tu relación.

Nunca es bueno dejar atrás nuestra independencia en una relación, así que mantenerla te ayudará a balancear mejor tu vida personal y tu vida amorosa, dándole suficiente espacio a tu relación para evitar que existan conflictos entre ustedes o que se sofoquen con la presencia de la otra persona.

Esto es lo que más extrañamos de la soltería cuando estamos en una relación.

Lo que vas a extrañar
Libertad. Eres la única dueña de tu tiempo. Puedes pasar todo el tiempo que quieras con tus amigas sin tener que preocuparte por avisarle a nadie. Puedes olvidarte de contestar tu celular y concentrarte en divertirte y pasarla bien.

El ligue. Seguro recuerdas algún chico que te encantaba, pero no lograste conquistar. ¡Nunca pasó nada entre ustedes! Pero la opción estaba ahí. Ahora no importa si tienes todas las opciones del mundo, es probable que no suceda nada entre ustedes. Además, todo el proceso de conquista es emocionante y divertido. La incertidumbre de saber qué pasará ya no te acompaña.

Momentos malos. Aunque parezca un poco difícil de creer, también es posible extrañar los momentos malos. Él te encantaba, pero nada sucedió entre ustedes, te rompieron el corazón o lo cachaste saliendo con alguien más. Obvio todo eso es malo, pero antes podrías dedicarte a bajonearte un rato y ver películas cursis toda la tarde u olvidarte de todo saliendo con tus amigas.

Estar sola. No sólo nos referimos a estar soltera, sino a pasar tiempo contigo misma. Esto es importante porque descubres muchísimo sobre ti misma y pones en orden tus pensamientos. Es una buena manera de reconectarte contigo misma en este mundo tan ocupado y ya no puedes hacerlo tan seguido como antes.

Dormir sola. Obvio es riquísimo dormir con la persona que amas, especialmente después de un poco de acción, pero también era lindo tener la cama para ti sola. No te preocupas por sus rituales extraños antes de dormir y tienes la libertad de dormir en la posición que más te guste. ¡De pronto tu cama se volvió más pequeña!

¿Qué extrañas más de estar soltera?

Amor, Otros