LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

Hoy: quiérete más

Porque para querer a alguien, primero hay que empezar contigo misma

18/02/2015 | Autor:
Comparte en:

Febrero es el mes de amor, cientos de corazones, flores rojas en las calles y el aroma a chocolate en las tiendas refuerzan el mensaje día tras día. Sin embargo, tenemos la falsa creencia de que se limita a hablar del amor de pareja. ¿Qué hay del amor propio? Éste es el más importante y, desgraciadamente, es el que, en ocasiones, más ignoramos.

Por Christín Parcerisa

Toma cualquier pretexto y propónte amarte un poco más cada día, reconcíliate contigo y llénate de mucho amor propio.

Te decimos cómo
Reflexiona. El primer paso es saber desde dónde partes, así que haz una introspección para descubrir qué concepto tienes de ti misma. Si te has convencido de que no eres suficiente, de que no eres linda, de que no puedes, etc. Ahora que has aceptado esa imagen tienes un punto de partida, pues descubres las heridas que hay que sanar.

Reconócete. Comienza una lista con cosas que te gusta hacer, realmente, no cosas que la gente cree que te gusta o cosas que crees que deberían gustarte. Ahora has una con las cosas para las que eres buena. No subestimes nada, aunque parezca algo muy pequeño, inclúyelo. Y por cosas que eres buena también piensa en temas de relaciones humanas, por ejemplo, eres buena escuchando, cuidando a las personas, dando consejos, ayudando a quienes lo necesitan, animando una fiesta, etc.

Actívate. Ahora que sabes qué te gusta, dedícale tiempo. Únete a un club, ve a una clase o simplemente reserva un día de la semana para llevar a cabo esa actividad, pues hacer un acto que te da felicidad es una forma de demostrarte cariño.

Haz limpieza... pero de amigos. Hay personas que le suman negatividad a tu vida, que están llenas de crítica, de malas emociones, que desacreditan los logros de los demás... en fin, ese tipo de "amigos" no te ayudan en nada. Rodéate de gente que te quiere, pues lo que ellos te dan te contagia y poco a poco aumentan tus sentimientos personales.

Para las comparaciones. Cuando no estás a gusto contigo comienzas a idealizar a otras mujeres y luego a compararlas contigo y, claro, siempre pierdes. Que si tu cuerpo no es como el de ella, o su trabajo es mejor, su novio es increíble, es tan sociable, todo lo que se ponga se le ve bien... y la lista sigue y sigue. Detén ese vicio pues realmente ni siquiera estás viendo lo que realmente hay y, además, estás ignorando todas las buenas características que tú tienes. Así que cuando te sientas tentada a hacerlo mejor empieza a pensar en las cosas que sí tienes y por las cuales te sientes agradecida.

Reconoce tus logros. Mucho se ha hablado de la importancia de un diario, y es que realmente es algo útil si se realiza de la manera adecuada. En él es bueno anotar las cosas buenas que tuvo el día, lo que aprendiste de ti, lo que conseguiste, lo que crees que necesitas trabajar y cómo planeas hacerlo crítica constructiva, las personas que hicieron un impacto en tu día... Pero si no eres fan de escribir, por lo menos tómate unos minutos antes de dormir frente al espejo y platícate sobre tu día.

Y así con un pequeño esfuerzo vas a empezar a quererte más y más, incluso se vale que te des unas flores y algún detallito...

Amor, Otros