LogoVEINTITANTOS

Revista Veintitantos

¿Es posible sentir celos de tu ex?

Deja de comparar tus procesos de recuperación con los suyos y sal adelante bajo tus propios términos.

24/12/2013 | Autor:
Comparte en:

¿Sigues stalkeándolo en redes sociales y preguntando a sus amigos cómo está y qué es de su vida? Hacerlo únicamente te causará ira y frustración. Lo peor es que compararás su estado con el tuyo, pero no tiene por qué ser así, cada quién supera una ruptura a una velocidad distinta, así que no deberías comparar tus procesos de sanación con los suyos.

Por Beatriz Castillo

Después de pasar por una ruptura, es muy común sentir celos o envidia de tu ex, e incluso sentir rencor al ver cómo él ya logró salir adelante mientras tú aún estás pasando por el proceso de recuperación.

En realidad no tiene sentido sentirnos así, pero no es algo que podamos controlar porque, ¿sabes qué? ¡No hay nada que puedas hacer al respecto!

No puedes hacer nada para evitar que él siga saliendo con una nueva chica o que salga a divertirse y a ligar con todas las chavas del antro. Lo único que puedes hacer es salir adelante. El principal problema en este tipo de situaciones es que no queremos aceptar la realidad.

A veces somos tan orgullosas, que la idea de haber fallado o haber permitido que la relación se viniera abajo nos cuesta mucho trabajo de aceptar. Incluso cuando ya lo aceptamos, simplemente no nos parece justo que él haya salido adelante tan rápido mientras nosotras seguimos pensando en el pasado.

Y en realidad, esto no significa que lo extrañes o que quieras regresar con él. Es una manera de regresar a los sentimientos de posesión que suelen acompañar una relación. Ser celosa en una relación es bastante normal, pero serlo cuando estás soltera no te está haciendo bien.

Cuando siente celos o envidia por tu ex, es seguro que aquello que alguna vez amaste sobre él, ahora te cause náuseas. Todos sus chistes locales te parecen una broma de mal gusto y aprovechas cualquier pretexto para criticar todo sobre él.

Pero piénsalo. ¿Es sano hacer esto? ¡Claro que no! Los celos pueden llegar a ser extremadamente dolorosos. Toda la felicidad experimentada por el amor que alguna vez compartieron, regresa de una manera distinta y puede arruinarte la vida como no tienes idea.

Lo que tienes que hacer es preguntarte por qué sientes celos de esta persona. ¿Todavía estás enamorada de él y no soportas verlo con alguien más? ¿Tienes miedo a que desaparezca la oportunidad de que vuelvan a estar juntos? ¿La ruptura te hizo quedar como la villana y sientes demasiada culpa?

A veces simplemente es el hecho de que aparentemente él ya no se preocupa por ti y no hay otra manera de explicarlo. Y ese es justamente el problema. Tienes que lograr identificar exactamente cuál es la razón por la que estás sintiendo celos. Cuesta mucho trabajo aceptar este tipo de cosas, pero es parte de un proceso que te ayudará a salir adelante. Entre más honesta seas contigo mismo, te será más fácil identificar el problema y superar los sentimientos negativos hacia él.

Lo malo es que cuando estamos en una relación, la comunicación suele ser a dos vías y podemos expresar nuestras preocupaciones y buscar juntos una solución. Esta vez, deberás hacerlo por tu propia cuenta y será mucho más complicado, pero vale la pena.

¿Lo sigues en redes sociales?

Amor, Otros